La paralización de las obras de la Balsa del Sapo llevará a los afectados a la calle

  • La asociación Cañada de Las Norias espera reunirse estos días con Medio Ambiente y el alcalde de El Ejido · Si la Delegación no comienza los trabajos emprenderán un calendario de movilizaciones

La situación de los vecinos de Las Norias con explotaciones e inmuebles aledaños a la Balsa del Sapo sigue siendo igual de crítica. Han pasado en torno a dos meses desde que el propio consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, se trasladara a la provincia a conocer in situ la situación de este humedal. En ese momento anunciaba la construcción de un bombeo adicional para la zona hasta que el ansiado túnel, solución definitiva al problema, fuese una realidad.

A día de hoy, de este bombeo adicional nada se sabe. Desde la asociación Cañada de Las Norias esperan poder reunirse con la delegada de Medio Ambiente, Sonia Rodríguez, hoy mismo a fin de trasladarle la problemática y conocer cuándo podrían comenzar las obras del nuevo bombeo. "La reunión estaba prevista para hoy, pero a la delegada le ha surgido un imprevisto de última hora y estamos a la espera de que nos avisen para saber si finalmente la tendremos hoy o ya el lunes", ha indicado el portavoz de la asociación, Juan Bartolomé Escobar.

Asimismo, ha reiterado la preocupación de agricultores y vecinos de la zona dado que "es imprescindible que las obras estén listas para cuando llegue la época de lluvias dado que sino la situación será catastrófica", apostilla. Por ello, tienen claro que deben intentar presionar en estas primeras semanas del verano a fin de conseguir que se agilicen los trámites porque "todo lo que no consigamos ahora serán pérdidas en el invierno". Su ronda de reuniones reivindicativas llega además hasta el Ayuntamiento de El Ejido. Esperan poder reunirse con el nuevo alcalde, Francisco Góngora, para que les ayude en sus reivindicaciones. Góngora ya anunció nada más tomar posesión de su cargo que aportar una solución a los damnificados por las constantes inundaciones de la balsa sería una prioridad.

En la última reunión mantenida desde la junta directiva de la asociación y los técnicos de la Delegación de Medio Ambiente, "sí se nos trasladaron datos técnicos como la capacidad de bombeo y por dónde discurriría el desagüe, pero en ningún caso se nos habló de los plazos del proceso administrativo y eso es lo que necesitamos conocer urgentemente", asegura Escobar. El agua evacuada por el bombeo se verterá hacia Roquetas de Mar. "Un trazado similar al actual, en vez de hacia Punta Entinas-Sabinar, dado que podría acarrear la necesidad de llevar a cabo procesos de evaluación ambiental que retrasarían la obra", ha indicado Escobar. Se trata de una conducción de unos 17 kilómetros de longitud, por lo que su coste sería de unos 9 millones de euros, en vez de seis como se estipuló en principio. Este nuevo proyecto permitirá impulsar 25 hectómetros cúbicos al año aproximadamente. La capacidad de impulsión del nuevo bombeo de agua será de 500 litros por segundo.

Una vez mantengan la reunión con Medio Ambiente convocarán una asamblea para trasladar a los miembros de la asociación la situación de las obras. Si no consiguen trasladar una fecha de inicio de las mismas emprenderán un calendario de movilizaciones hasta conseguir que sus reivindicaciones obtengan una respuesta en firme, y no cortinas de humo.

En cuanto a la posibilidad de utilizar el canal de riego que gestionan los regantes de la Junta Central de Usuarios del Acuífero del Poniente, que permitirá acortar los plazos previstos en las obras del bombeo adicional, finalmente sí será así. "Aunque los técnicos nos indicaron que se utilizarán sólo unos 2,5 kilómetros del canal, es decir, un tramo", asegura Escobar.

Además, desde la asociación han señalado que aún desconocen en qué situación se encuentra la adjudicación de la redacción del proyecto de las obras de construcción del túnel de desagüe. ACUAMED tiene en su poder cuarenta proyectos, y aunque estaba previsto que se adjudicara en estas primeras semanas de junio aún se desconoce la empresa que se encargará de la proyección del túnel. Este es otro de los puntos que trasladarán a la delegada de Medio Ambiente en su reunión. "Aunque este tema está aparcado a la espera del nuevo bombeo no nos hemos olvidado de que es la solución definitiva a los problemas de inundaciones", asegura Escobar.

Y es que aunque Díaz Trillo se comprometió hace meses, en la reunión mantenida en Sevilla con la Junta Directiva de la asociación Cañada de Las Norias, a acortar al máximo los plazos para la construcción del túnel, aún podría pasar tres años hasta que finalice la misma. La infraestructura prevista consiste en una conducción que, partiendo de la balsa, discurrirá por un corto tramo en canal, para entrar más adelante en un túnel a lo largo de 7.500 metros. Este túnel desagüará en un cuenco amortiguador que finalizará en un canal. Y éste, a su vez, conducirá el agua hasta el mar. Las obras incluidas en el proyecto de construcción del túnel, que será desarrollado por ACUAMED y la Agencia Andaluza del Agua de la Consejería de Medio Ambiente, supondrán una inversión superior a los 40 millones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios