La 'pequeña' Alhambra

  • El municipio ya presume de tener una réplica exacta de la Fuente de los Leones Se convierte en otro reclamo turístico de primer nivel

El pasado 13 de junio, la Plaza de la Constitución de Macael recientemente renovada, fue el escenario donde quedaba inaugurado un nuevo atractivo turístico del municipio que se suma al Mortero más grande del Mundo, al Centro de Interpretación del Mármol, la visita a las canteras, el mirador, los talleres de artesanía y otras muchas posibilidades que ofrece la localidad a vecinos y visitantes.

Se trata de una réplica de la Fuente del Patio de los Leones de la Alhambra, seguramente uno de los símbolos más importantes del legado nazarí.

El estudio realizado con motivo de su restauración ratifica que tanto la taza como los leones están hechos en Mármol de Macael, construida entre 1362 y 1391, bajo el reinado de Mohamed V. La fuente está formada por 12 leones, todos distintos en tamaño y detalles, aunque reunidos en tres grupos de cuatro, en función de la similitud de sus rasgos formales; nariz, pelaje de la melena, fauces y posición y relieve de la cola.

La taza, de 262 cms. de diámetro y 49 cms. de espesor realizada en una única pieza, lleva escrito en su perímetro 12 versos del ministro y poeta Ibn Zamrak en los que describe la propia fuente.

La réplica, aquí instalada, forma parte del trabajo realizado por la empresa de artesanía macaelense CAMAR para la realización de la Réplica de la Alhambra de Granada en el año 1998-99 en Riad, por encargo de la familia Real Saudí en mármol blanco de Macael, con más de 500 columnas y capiteles, 13 fuentes, incluida ésta y 2.400 m² de pavimento en 3 cms. de espesor, no existiendo dos losas del mismo tamaño, realizadas con las medidas obtenidas en el Monumento Histórico. Para ello se concedió un permiso especial, por el cual cada día terminado el horario de visitantes, un ejército de decoradores, interioristas y arquitectos tomaban los palacios estudiando y midiendo cada detalle.

La única diferencia con la instalada en la Alhambra de Granada reside en el surtidor, el cual sigue el diseño de cómo se cree que sería el original en época musulmana, que no rompe la superficie del agua, convirtiéndola en un espejo en el que se refleja el contorno del patio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios