El miedo a perder el empleo o no poder pagar la hipoteca incrementa la caída del pelo

  • La clínica Svenson advierte de que el exceso de grasa, caspa, picores y la excesiva pérdida pueden ser síntomas de alarma

Miedo a quedarnos sin trabajo, no poder pagar la hipoteca, no tener casa... El estrés y la preocupación que provoca la actual crisis económica en gran parte de la sociedad favorece el inicio de la pérdida del cabello o una caída más acentuada en aquellos que ya sufren problemas de alopecia.

Así lo ha afirmado la responsable de Svenson en Almería Belén Bracero quien ha añadido que las exigencias familiares y del hogar pueden provocar estados de ánimo con tendencia a ansiedad, nervios, mal carácter o depresión que pueden producir "efluvios o caída temporal del cabello".

Para la profesional, "las reacciones hormonales que derivan de estas situaciones ocasionan una mayor concentración de ciertas hormonas, como testosterona e hidrocortisol, que afectan a las raíces capilares". La responsable del centro ha informado de que se considera normal la pérdida diaria de entre 50 y 100 cabellos como media. Cuando el número comienza a ser superior debe empezar a plantearse una posible alteración en el ciclo capilar.

Entre las alarmas que anuncian un problema de caída del cabello se encuentra el exceso de grasa, caspa o picores; demasiados cabellos en la almohada, el peine o la ducha; coronillas cada vez más despobladas y avance de las entradas; pérdida de grosor de los cabellos o menor densidad. Tanto las pequeñas calvas como un pelo que de repente se vuelve raro, siempre que el diagnóstico del dermatólogo descarte un origen biológico, comparten la categoría de enfermedades psicosomáticas y pueden tener que ver con el estrés. Estas suelen aparecer a partir de los 35 años principalmente en los hombres, aunque también ocurre en mujeres pero en menor medida.

La fórmula más eficaz para prevenir la pérdida prematura del cabello es realizar un examen capilar para detectar posibles problemas. En caso de haberlos, Belén Bracero ha subrayado que en Svenson existen diversas soluciones médico-cosméticas orientadas a frenar esa caída del cabello observada a tiempo. Mediante un diagnóstico personalizado, se les aplica un tratamiento cosmetológico específico tanto para hombres como para mujeres, y cada tratamiento se complementa con productos de higiene capilar. Entre ellos se encuentran el sistema Hair and Hair de integración sin cirugía o el microinjerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios