Las plantas medicinales, un antídoto contra casi todas las enfermedades

  • La familia Alario tiene dos negocios de 'Parafarmacia' en Almería con productos derivados de la naturaleza

La calle Granada tiene una de las dos Parafarmacias que existen actualmente en Almería. Son propiedad de Antonio Alario Giménez y Dolores Salmerón Salmerón, quienes decidieron en el año 1996 abrir un negocio único en la ciudad hasta aquel entonces.

Un espacio medicinal que está dedicado al cuidado y la higiene personal, aunque partiendo siempre de productos abstraídos de plantas. "Tenemos un herbolario, productos para deportistas y una amplia gama de recetas dietéticas", admite Dolores, mientras atiende a un cliente que solicita un medicamento de higiene dental.

Para farmacia dispone de unos productos que son compatibles con la medicina tradicional. Cada época del año exige un medicamento determinado. "Estas medicinas sirven para prevenir problemas de hígado o corazón. Durante la primavera vienen personas que se quejan de cansancio y les pronosticamos algunos alimentos ricos en vitaminas y minerales. En invierno, por el contrario, vendemos jarabes y antibióticos naturales.

Todos sus productos han estado sometidos a un duro control de sanidad, en especial, los productos adelgazantes. "Ahora los jóvenes se preocupan demasiado por su aspecto físico y recurren a determinados medicamentos que pueden resultar nocivos para su salud. Estos productos pueden provocar euforia, esterilismo o problemas cardiacos muy graves en el paciente. Nosotros no vendemos anabolizantes, sólo medicina natural", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios