La promotora del Algarrobico afirma que el derribo "no es tan directo como creen"

  • Azata recuerda al Ministerio y Junta de Andalucía que el planteamiento contó con "informes favorables" en esa zona

Comentarios 5

Azata, empresa promotora del hotel construido en el paraje de El Algarrobico ha señalado que el protocolo en el que trabajan de manera conjunta el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y Junta de Andalucía para acometer el derribo del inmueble entra en contradicción con el sentir de "la mayoría" de vecinos de Carboneras y de la provincia, que abogan por su apertura, y ha advertido de que el proceso hacía la demolición "no es tan directo como nos quieren hacer creer".

El subdirector general de la mercantil, José Rodríguez, ha asegurado que "no se entiende" que ambas administraciones "tomen esta decisión" cuando "la mayoría de carboneros se ha posicionado a favor del hotel" y ha hecho referencia a una encuesta reciente de un diario local que recogía "que la mayoría de los almerienses es de la misma opinión" a este respecto.

Rodríguez, quien ha subrayado que el protocolo que preparan MARM y Junta está "de forma obvia" sujeto al resultado del proceso judicial que se sigue ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía sobre la nulidad de la licencia de obras, ha puntualizado que la sentencia de lo contencioso-administrativo "no ilegaliza la licencia" sino que da orden al Ayuntamiento para que la revise de oficio.

La organización Ecologistas en Acción ha solicitado este martes ante el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de Almería la ejecución provisional del fallo que, en 2008, declaraba nula de pleno derecho la licencia municipal de obras concedida a la empresa Azata del Sol en 2003 para construir el hotel en el paraje de El Algarrobico, en Carboneras, y ordenaba al Ayuntamiento la revisión de oficio del permiso. El escrito, según ha informado el colectivo conservacionista en un comunicado, persigue que el Consistorio dictamine a su vez la nulidad del acto administrativo en el que se aprobó la licencia de obras, por lo que, según precisa Ecologistas en Acción, una vez se ejecute la sentencia "no habrá obstáculo legal" para acometer la demolición del inmueble de 22 plantas y 411 habitaciones. El fallo dictado en septiembre de 2008 por el entonces magistrado titular del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de Almería, Jesús Rivera, se encuentra actualmente recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por el Ayuntamiento de Carboneras y la promotora Azata.

El juez anuló la licencia de obras al considerar que el edificio vulneraba la normativa en materia de costas al invadir zona de servidumbre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios