La ola de frío 'pasa' de la provincia y sólo deja algo de lluvia y de nieve

  • Las precipitaciones fueron intermitentes y débiles y los copos no cuajaron · No hay ninguna carretera cortada · Hoy se mantiene la alerta amarilla por bajas temperaturas

La temida ola de frío siberiano hizo ayer acto de aparición de forma tímida en la provincia. La nieve cayó por la mañana en Los Vélez y gran parte del Almanzora pero debido a su intermitencia y el escaso volumen no llegó a cuajar. Mientras tanto, en el Poniente y en la capital, las lluvias fueron dispersas e igualmente intermitentes y débiles. Una situación diametralmente opuesta a la que se esperaba que sí podría cristalizarse en la jornada de hoy cuando se mantiene la alerta amarilla por bajas temperaturas que llegarán a los -4 grados en algunos puntos de la provincia y que podrían llevar consigo alguna nevada de mayor intensidad.

Un hecho que provocó que no se cortara ninguna carretera a excepción de un tramo de la A-92 en Fiñana que volvió a abrir al tráfico en un par de horas. Al cierre de la edición de este periódico dos carreteras presentaban dificultades, la AL-5405 en Escullar en la que la circulación era difícil por placas de hielo y la A-1178 en Las Menas de Serón que estaba condicionada por el uso de cadenas.

En el caso del Valle del Almanzora, el día de la Candelaria se celebraba ayer con el frío y las bajas temperaturas como protagonistas. Nubosidad que fue en aumento durante el día y que se alternó con chubascos débiles, acompañados de viento en las zonas de sierra principalmente. La cota de nieve descendía ayer hasta los 600 metros. Se producían nevadas débiles en municipios como Laroya o Bacares, aunque en este último el frío y la nieve no impedía que los vecinos celebrasen en el campo y los cortijos el día del Romero. Huevos fritos, carne asada, habas y naranjas, fueron algunos de los platos más típicos que ayer utilizaron en Bacares para combatir las bajas temperaturas. Al cierre de esta edición, lo más destacado era el viento de noroeste moderado acompañado de temperaturas mínimas que rozaban los 0 grados, y que provocaba una gran sensación de frío. Por delante una madrugada casi siberiana que según las previsiones, podría dejar importantes nevadas en la comarca del Almanzora. De hecho se mantenía activada la alerta amarilla por nevadas en la zona.

Hoy viernes los cielos se mantendrán despejados. Lo más notable del día será la sensación térmica muy baja debido al viento acompañado de unas temperaturas muy bajas. Las temperaturas máximas sobre los 6º y las mínimas en -4º, y de nuevo soplará viento de noroeste moderado.

Y así seguirá a lo largo del fin de semana, porque mañana sábado, aunque los cielos estarán despejados durante todo el día en los pueblos del Almanzora, se van a dar temperaturas extremadamente frías, pudiendo llegarse a valores por debajo de los -4º en muchos puntos del valle. Las temperaturas máximas alrededor de los 8º, y mínimas que podrían llegar a descender hasta unos -5º.

El domingo en el norte de la provincia seguirán bajo la influencia de la masa de aire muy frío, además de ir acompañada de viento, lo que va a hacer que la sensación térmica se mantenga especialmente baja.

El frío, el viento y la bajada de las temperaturas llegaron también ayer a la comarca de Los Vélez, pero no la nieve, como también las previsiones apuntaban y que tanto, una vez más, esperaban los vecinos de los cuatro municipios. Su presencia se dejó notar tan solo a primera hora de la mañana en Chirivel, donde no llegó a cuajar, y en María, donde durante unas horas un ligero manto blanco cubrió sus calles y tejados. Pero la tenue lluvia con que amaneció el día fue dando paso a lo largo de la mañana a un cielo totalmente despejado, siendo el sol el encargado de deshacer la poca nieve caída. Un paisaje blanco que una vez más este invierno quedó tan solo para disfrutar en la cota más alta de la Sierra de María. Un día que para muchos comenzó siendo el oportuno para preparar o degustar un buen plato de migas, que finalmente en muchos hogares seguro que se comieron, pero eso sí, con mucho frío pero con el sol fuera.

Una tarde soleada con un cielo despejado cuya sensación engañaba al salir a la calle ante la bajada progresiva de las temperaturas en toda la Comarca, con una máxima a lo largo del día de ayer de 7º y una mínima de 0º. Para hoy la ola de frío hará caer los termómetros en Los Vélez hasta los -5º de mínima y 3º de máxima, temperaturas gélidas que no abandonarán la Comarca hasta el próximo domingo.

Ante la proximidad del fin de semana algunos empresarios turísticos de la Comarca han manifestado su deseo de que este año por fin la nieve cubra de blanco Los Vélez, lo que supondría, como en otras ocasiones, un gran atractivo para murcianos y alicantinos que sin duda se acercarían a disfrutar de los paisajes velezanos, su naturaleza y gastronomía. Un deseo de nieve o lluvia también compartido por los agricultores de la Comarca, preocupados por un invierno tan seco como se está viviendo este año en la zona. Eso sí, un invierno con temperaturas tan suaves que ya se pueden ver almendros en flor.

En el Levante, el día pintaba sereno o por lo menos con poco frío pero la cosa cambió de tercio una vez que paso el mediodía y ese aire de frío polar se dejó notar. La lluvia acto de aparición a primera hora de la mañana pero apenas unas gotas que más que agua apreciaban lo que sucedía en las comarcas cercanas, era agua nieve. Una vez que ese chispeo dejó de aparecer llegó el verdadero frío. Poca gente en la calle sólo por cosas necesarias, las bajas temperaturas hicieron que las calles estuvieran vacías y los parques desiertos. Aunque las temperaturas descendieron sin brusquedad. Mojácar, Garrucha o Turre, registraban 12º a mediodía de ayer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios