Los residuos de Palomares no tienen aún 'fecha de embarque'

  • La reunión entre el alcalde y miembros del Senado, del Congreso y del Ciemat deja en claro que las negociaciones con Estados Unidos siguen en el mismo punto

La tierra contaminada de Palomares se trasladará a Estados Unidos cuándo, cómo y dónde el Gobierno estadounidense lo crea conveniente, si es que se la lleva, y si considera que es obligación suya retirar la contaminación que ellos han creado. Así se desprende de las manifestaciones efectuadas ayer, en términos más diplomáticos, por el director del Ciemat, Cayetano López, en el transcurso del encuentro mantenido en el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora entre el alcalde cuevano, Jesús Caicedo, representantes municipales, y miembros de la Comisión Mixta del Senado y Congreso para el Estudio del Cambio Climático, de la que Caicedo es así mismo integrante, y los técnicos del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y tecnológicas, Ciemat.

Cayetano López planteó claramente que "estamos ante un asunto de solución política. A los miembros de la Comisión les hemos explicado la situación actual de la contaminación de cuarenta hectáreas de terreno en Palomares que no ha cambiado nada desde la visita que efectuamos el pasado mes de febrero con técnicos y científicos norteamericanos. Es una zona que debe estar vigilada y no mover la tierra". Añadía el director del Ciemat que no es cuestión presupuestaria y que técnicamente es posible llevarse la tierra contaminada a cualquier lugar.

El Ciemat ha formalizado tres peticiones a Estados Unidos de América, una de ellas 'Apoyo técnico para el Plan de Rehabilitación de Palomares'. "Lo primero que hay que hacer", indicaba Cayetano López, "es decidir dónde van a ir esos residuos. Una vez que lo decidan, si es que es un lugar en Estados Unidos, lo demás se deriva: el tratamiento que se debe hacer al terreno, el tipo de contenedores para su transporte, todo está en función de adónde se traslade la tierra". El Ciemat tiene finalizado el plan de limpieza, así como las posibilidades de reducción de volumen de tierra que facilite su carga y, sin embargo, no puede actuar hasta que desde Estados Unidos digan si se van a llevar los residuos radiactivos o no.

De otro lado, los miembros de la Comisión Mixta para el Estudio del Cambio Climático, manifestaban haber recibido exhaustiva información de la situación contaminante de Palomares, un problema que "quizá no ha tenido en las altas instancias del Estado español la atención que previsiblemente debía haber tenido a lo largo de estos cincuenta años". Mostraron, así mismo, su satisfacción por el enorme aporte de documentación que el Ciemat les había proporcionado al objeto de presionar al Gobierno español en las negociaciones bilaterales.

Para el alcalde de Cuevas del Almanzora, Jesús Caicedo, "ayer ya es tarde. Necesitamos una solución ya. Voy a seguir exigiendo al Gobierno que cuanto antes ponga un calendario de actuaciones para solventar esta situación, todos sabemos lo que hay, no podemos estar estudiando toda la vida. Por lo tanto, la actuación tiene que ser inminente: hay que fijar un presupuesto, un Ministerio y un calendario, no tiene vuelta de hoja. Y si esto no ocurre así, acudiré a todas las instancias necesarias, en Palomares ya no hay más tiempo". Caicedo se mostró orgulloso del trabajo del Ciemat, de la respuesta de una Ministra, del Plan de Rehabilitación de Palomares, "pero falta un calendario". Esta es, entre otras, una de las exigencias de Jesús Caicedo porque sabe en qué se convierte el plutonio con el paso del tiempo. Es un proceso que no tiene espera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios