alpujarra

Los nuevos retenes de bomberos de Canjáyar y Gérgal, en punto muerto

  • El primero ya está totalmente acabado a la espera de que Diputación apruebe su apertura y el segundo aún prosigue su trámitación y no hay fecha para que den comienzo las obras

Fueron anunciados como la solución definitiva para reducir los tiempos de respuesta ante un posible incendio en la zona sur de la provincia, principalmente en la Alpujarra, pero los meses pasan y, por el momento, ninguno de los dos retenes proyectados en Canjáyar y Gérgal están operativos. Aunque eso sí, ambos no comparten la misma situación. El primero, el ubicado en la comarca del Medio-Alto Andarax ya está totalmente acabado desde hace un par de semanas y tal como ha precisado a este periódico el regidor de la localidad, Francisco Alonso, "estamos a la espera de que los técnicos de la Diputación Provincial le den el visto bueno para hacer la entrega de llaves e ir seguidamente a Diputación para cederlo".

Hay que recordar que el Ayuntamiento cedió una nave municipal y la Diputación destinó más de 71.000 euros para adecuar su instalación. Su apertura vendría a aliviar las quejas por el servicio que prestan los bomberos del Consorcio del Poniente que en estas últimas semanas han pedido su apertura.

En el lado opuesto está el retén de Gérgal cuyo Ayuntamiento está a la espera de tramitar el proyecto de actuación para que den comienzo las obras pertinentes en una nave municipal de similares características a la de Canjáyar.

Hay que recordar que el presidente de la Diputación Provincial de Almería, Gabriel Amat, rubricó hace unos meses con el Ayuntamiento de Gérgal el convenio de colaboración entre las dos instituciones con el que se materializará el retén en este municipio por su posición geográfica estratégica y por ser la opción más efectiva según los estudios de isocronas que se realizaron hace más de un año. El acuerdo suscrito recoge los compromisos de las dos administraciones para la puesta en marcha de este retén . Por un lado, el Ayuntamiento se comprometió a ceder una nave de titularidad municipal ubicada en el casco urbano, junto al Cementerio Municipal; mientras que Diputación aporta 60.000 euros para financiar los 71.000 euros que cuesta la adaptación de este inmueble.

Unas obras que aún no han dado inicio porque en la actualidad el Ayuntamiento tiene vacante la plaza de secretaria "y está siendo Diputación la que está realizando todo el papeleo", explica el alcalde, Miguel Guijarro. Una problemática que según el regidor impide fijar, por el momento, una fecha para el inicio de las obras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios