'Las 13 rosas' arrancan las lágrimas de los adolescentes

  • Los alumnos del colegio La Salle se emocionaron con la película del director madrileño · Un hombre que lleva a sus espaldas un total de 9 películas

Los alumnos del colegio La Salle de Almería disfrutaban el pasado lunes de la proyección de la última película de Emilio Martínez Lázaro: Las 13 rosas. Un drama sobre La Guerra civil Española que narra la historia de unas jóvenes condenadas a muerte por un delito que no habían cometido.

Cuando acabó el film y el profesor encendió las luces, los ojos de los adolescentes estaban encharcados. No pudieron contener sus lágrimas.

El responsable acudió al día siguiente para explicar el verdadero significado y el origen de la idea de su película. "La historia la conocía solo de palabra. A partir de la publicación de un reportaje periodístico me ofrecieron llevarla al cine. Empecé a interesarme a fondo cuando leí el libro y las primeras cartas de aquellos personajes. Es una historia real y es bueno que los jóvenes se hayan emocionado, porque eso significa que el mensaje que quería transmitir ha llegado con bastante claridad", dijo.

Las 13 rosas está basada en una historia que ocurrió hace más de 70 años. Cuatro mujeres que, sin tener apriorismos ideológicos, sufrieron el ataque de un régimen donde primaba el poder de las armas antes que el de las palabras.

"No tenía una intención fija ni buscaba un público concreto. En realidad creo que es una obra cinematográfica dirigida a todo el mundo. Es universal. La única finalidad es que los jóvenes fueran conscientes de lo que ocurrió durante la postguerra para que nunca vuelva a suceder", explicó, ante una veintena de alumnos que esperaban ansiosos a formular sus preguntas.

Algunas obras como El Otro lado de la cama (2002); C'est Magnifique (2001); La voz de su amo o Los peores años de nuestra vida (1993); Amo tu cama rica (1991); Las palabras de Max (1997) han sido algunas de las creaciones de este polifacético director y guionista madrileño.

Un hombre que ha conseguido subir al altar a una nueva película en tan sólo 11 semanas de rodaje. "El director de cine debe ir al grano en todo lo que hace. Mientras la comedias giran entorno a la ambiguedad, el drama debe ser claro, sencillo y directo. En este caso se podría resumir como la historia de tres mujeres que son fusiladas cuando bajan de un camión. El dramatismo lo ofrecen los actores y por lo que he oído, creo que lo han conseguido plenamente", concluyó. Más información en página 52

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios