Más de dos siglos a la espera de cerrar el mejor trato por los mejores animales

  • La Rambla reunió ayer en torno a los 60 tratantes de toda la comarca. Un encuentro que ha perdurado en el tiempo y cuyo denominador común es la pasión por estas bestias

La rambla de Albox volvía ayer a rememorar su pasado. La Feria del Ganado de los Santos fue durante muchos años referente en toda España, el municipio albojense llegó a ocupar un puesto entre las más importantes ferias ganaderas de la geografía española. Tratantes de lugares como Valencia o Galicia se trasladaban cada año hasta este municipio para comprar o vender sus ejemplares.

El paso del tiempo, la transformación de las zonas rurales y la introducción del motor en el trabajo del campo, hizo que poco a poco, esta feria de ganado fuese perdiendo interés. A pesar de ello, un grupo de ganaderos de la comarca, se niega a perder "las buenas tradiciones" como explica el precursor de esta feria, Estanislao Trabalón, joven amante de los caballos que con el apoyo de los mayores del municipio, se ha propuesto recuperar este festejo. "Tenemos previsto crear una Asociación de Amigos del Caballo de Albox, para que estos festejos no se pierdan, eso sí, vamos a necesitar un apoyo mayor del Ayuntamiento, porque celebrar una feria de estas características requiere entre otras cosas, un recinto cerrado o bebederos para los animales, y eso cuesta dinero" añade este albojense que ha conseguido movilizar a toda la comarca para celebrar la feria.

Miguel Ortega es uno de los participantes de la feria, a pesar de dedicarse al sector del mármol, cuenta en propiedad con 30 animales entre burros, caballos y ponis, "esto es para mi como un hobby" explicaba. Miguel ha traído 8 burros y burras, todas ellas preñadas "me dedico especialmente al recrío y luego los puedo vender a precios que oscilan entre los 500 y los 1.500 euros". Este tratante conseguía cerrar ayer dos compras en la feria albojense, y volvió a su casa con dos burras más para su cortijo.

En contra de lo que se pudiera pensar, numerosos eran también los jóvenes que participaron en la feria. Un ejemplo era José Francisco Berbel que con 20 años acudió al municipio para vender su yegua Elegida, un ejemplar blanco de pura raza que tenía como precio de salida 3.200 euros. "Espero que llegue alguien interesado en un ejemplar de primera como el mío. Me veo obligado a venderla porque tengo otros caballos y necesito darle salida".

Otro ejemplo era Juan, que acompañado de su padre Salvador, se trasladaron desde Las Labores para vender a Luna y su carro por 3.800 euros. "La vendo casi por lo mismo que todos. Tengo tres caballos más y yo en realidad soy mecánico. Hay que dedicarles mucho tiempo y dinero, si quieres darles el cuidado que se merecen y me veo obligado a venderla" se lamentaba.

Apoyando la iniciativa estaban los ganaderos del municipio como la familia Berbel o Parra, aficionados al mundo del caballo y los toros desde hace décadas, que mientras disfrutaban de un aperitivo y una cerveza en la barra de la feria recordaban viejos tiempos; "la rambla de Albox se llenaba de animales, nos conocían en toda España por la feria de ganado, y aunque ahora quedamos menos, no queremos que se pierda" insistía Salvador Parra, propietario de un cortijo con plaza de toros, caballos, burros e incluso 30 toros.

El alcalde de la localidad, José García, que también visitó la feria, felicitó a los ganaderos por el éxito de la feria y les manifestó su voluntad de "seguir trabajando para que la feria del ganado de Albox sea una fiesta que perdure en el tiempo".

La feria se cerraba al caer la noche, ganaderos y animales abandonaban la rambla de Albox poco después de las ocho de la tarde. Algo más de 60 tratantes venidos de lugares como Baza, Olula del Río, Campohermoso, Los Gallardos o Freila se despedían después de compartir una jornada en la que el denominador común no fue otro que la pasión por los animales. "Hemos pasado un día fantástico, con amigos y compañeros con los cuales compartimos el gusto por los caballos" manifestaba Juan.

Desde la organización reconocían sentirse satisfechos por haber conseguido reunir "casi a todos los que somos en el Almanzora" decía Estanislao. "El año que viene será aún más grande, y con el apoyo de los distintos organismos públicos vamos a conseguir que a pesar del paso del tiempo, la feria de Albox vuelva a ser un lugar de referencia".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios