El temporal causa el derrumbe de la entrada a la localidad

  • El viernes por la noche se producía el desprendimiento de parte de la vía de acceso debido a la lluvia y a la nieve acumulada durante los últimos días en la comarca

El temporal de lluvia y nieve de la pasada semana que azotó intensamente al norte de la provincia, continúa aún teniendo sus consecuencias en los pueblos del Valle del Almanzora. El pasado viernes por la noche, la entrada del municipio, en pleno casco urbano, sufría un desprendimiento de tierras debido al peso de la nieve, y sobre todo, a las filtraciones de agua de los últimos días. Según explica la alcaldesa del municipio, Dolores Moreno, "por suerte no ha ocurrido una desgracia, ya que horas antes, los niños del municipio juegan en esa plaza y es transitada por los vecinos de la localidad". Todavía no se explican lo que ha sucedido, ya que la zona fue reforzada y renovada hace escaso tiempo, y no entienden pues, como ha podido producirse un desprendimiento de estas características.

El viernes por la noche, poco después de sentir el fuerte estruendo, los vecinos se apresuraron a rescatar un coche que se encontraba aparcado en el lugar y que quedó "balanceándose hacía el vacío aunque por suerte no llego a caer" explica la primer edil. Tras un trabajo intenso, lograron arrastrarlo hasta la zona de seguridad y evitar que cayera al vacío.

En cuanto a los daños materiales, según explica Moreno, la entrada al municipio de Laroya, quedaba literalmente tapada por la tierra desprendida. Desde el Ayuntamiento han tratado de recoger parte de los escombros para habilitar la carretera de entrada; aún así la zona presenta un peligro importante, ya que por el momento se desconoce la situación en la que ha quedado la superficie y si es posible que vuelva a producirse un nuevo desprendimiento.

Tal y como informaba la alcaldesa a este diario, desde el Ayuntamiento trabajan ahora por conseguir que las diferentes administraciones implicadas en este tipo de siniestros, hagan llegar al municipio los técnicos y especialistas que determinen los sucedido y poder así aportar soluciones en el menor tiempo posible.

El aspecto económico es otro de los asuntos que ocupa ahora a la alcaldesa, ya que se trata de una obra de envergadura, para la cual un municipio de apenas cien habitantes, no cuenta con un presupuesto suficiente destinado a este tipo de incidencias. Cuando se cumple una semana de la fuerte nevada en esta comarca, todavía hoy, y a pesar de que durante los últimos días las nubes han desaparecido, la nieve continúa aún en los tejados de Laroya. "Ha sido una nevada muy intensa y aunque nosotros estamos acostumbrados, en esta ocasión está tardando mucho en derretirse; incluso son muchos los vecinos que están sufriendo goteras. Creemos que esto ha sido el motivo principal que ha hecho que se desprenda parte de la entrada del municipio" afirma Moreno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios