El temporal de lluvia finiquita la plaga de hongos de los bosques de castaños

  • La humedad permite erradicar a la tinta del castaño que seca a esta especie autóctona

Hay un dicho popular que señala que nunca llueve a gusto de todos. En el caso de los municipios de Paterna del Río y Bayárcal, el temporal de frío y nieve que ha azotado durante tres días a la provincia se ha recibido con alegría. Y es que las precipitaciones que se han registrado en el término municipal de esta localidad han permitido por un lado incentivar el alquiler de casas rurales y la venta de castañas, manzanas y miel, y por otro lado, y quizás más importante, ha permitido que la plaga de hongos que desde hace décadas acecha estos castañares, santo y seña de la zona, no peligren.

Y es que las precipitaciones son el mejor antídoto para combatir a la tinta del castaño, un hongo que en las dos últimas décadas se ha encargado de eliminar a un gran número de ejemplares de castaños de la zona haciendo peligrar de esta forma a uno de los principales sustentos económicos de la comarca, ubicada en las faldas del Parque Natural de Sierra Nevada.

El citado hongo provoca cuando se asienta en el castaño que éste termine secándose de forma irremediable. Hasta el momento la única forma de hacer frente a este beligerante hongo se encuentra en el mantenimiento por parte de la Junta de Andalucía de las acequias tradicionales que vertebran la zona y que en muchos casos, datan de la época musulmana. Éstas permiten irrigar la humedad a los castaños fortaleciéndoles frente a la tinta del castaño.

Por esta razón, las fuertes precipitaciones que se han registrado en las dos localidades han permitido humedecer los terrenos sobre los que crecen esta especie vegetal, muy mimada por la administración autonómica.

Hace unos meses el alcalde de Paterna del Río, José Asensio, mostraba su satisfacción por las lluvias que tuvieron lugar en noviembre y señalaba que en los últimos tiempos no se había generado ninguna plaga de este tipo "lo que nos anima a pensar que poco a poco estamos erradicándola", añade. Un hecho que se refuerza ahora con las últimas precipitaciones que permiten a los castaños dar esquinazo al temido hongo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios