El terreno del campo de fútbol se hunde después de dos años

  • Está construido sobre un antiguo vertedero · Ahora buscan depurar responsabilidades

El campo de fútbol de césped artificial del municipio de Tíjola que fue inaugurado hace algo más de dos años, sufre desde hace meses "hundimientos, fisuras y grietas en su superficie"; varias zonas del terreno de juego y del vallado están cediendo, hasta el punto tal que se han solicitado informes técnicos al Ayuntamiento, y a la propia empresa constructora.

Con fecha de en enero de 2010, el arquitecto municipal, Carlos Egea, realizaba un primer "Informe técnico sobre daños en el campo de fútbol", al que a tenido acceso el Diario de Almería y en el que se puede leer que "se están produciendo asentamientos como consecuencia de no poseer el terreno las cualidades necesarias para el fin al que se destina, presuntamente por no haber seguido el proceso de compactación necesario, dadas las características del subsuelo". Y es que el lugar donde se ha construido el campo de fútbol "era una antiguo vertedero junto a un barranco".

La Junta de Andalucía que ha cofinanciado las obras, solicitaba un informe a la empresa constructora, que también acredita las anomalías producidas, pero según su informe aseguran que "las obras de drenaje a realizar por el Ayuntamiento han sido ejecutadas a principios del año 2010. Los asentamientos en el terreno sobre el que se apoya el campo de fútbol, se concluye, se producen por el aporte de aguas superficiales procedentes de escorrentía de forma incontrolada".

El alcalde del municipio, José Francisco Carreño, reconoce los problemas y asegura que están esperando el informe de una empresa independiente, "que permita establecer el origen, las causas, las consecuencias y el coste de resolución del problema, para depurar responsabilidades".

El portavoz del PP en la localidad, Emilio José Reche, insiste en que su grupo advirtió en su día que "ese no era el lugar adecuado para realizar el campo de fútbol. Tenemos problemas con el terreno porque está cediendo y según el propio arquitecto, porque no era el terreno adecuado, ahora los vecinos tendremos que pagar la irresponsabilidad del alcalde y hacer frente al coste de las obras de mejora".

El campo de fútbol fue recepcionado en el mes de noviembre de 2.008. Una obra ejecutada por la empresa Ute-Terres-Solagua-Deursa de Almería y solo en concepto de campo de juego tuvo un coste de 451.250 euros, financiados al 50% entre la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte y el Ayuntamiento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios