"Nos toca implicarnos con todos los municipios de la provincia"

  • El presidente de la Diputación Provincial, Gabriel Amat, explicaba que "se han distribuido 10.000 euros a cada una de las localidades de menos de 1.000 habitantes"

"Escuchar es lo más importante. Hablar podemos hacerlo todos a cada momento, pero escuchar es lo que te hace aprender. Luego se toman en cuenta las opiniones que se tengan que tomar, pero es más importante escuchar que hablar". El presidente de la Diputación Provincial de Almería, Gabriel Amat, escucha mucho, habla lo justo tirando a poco, y va al grano. En su visita de ayer a Cuevas del Almanzora, Vera, Turre, Garrucha, Los Gallardos, Mojácar y Carboneras, prestó oídos y atención a alcaldes, alcaldesas y concejales.

Cada municipio es un mundo con problemáticas diversas y distintas, algunos de ellos aún en los albores del siglo pasado. El presidente de la Diputación Provincial mostraba su asombro de que "en el siglo XXI tengamos alrededor de treinta municipios sin suministro de agua potable y que algunos hayan de abastecerse valiéndose de cubas". Pocas palabras para un retrato de lo que hay por delante.

Cada semana, con el paréntesis de las elecciones autonómicas, carretera y manta por los pueblos de Almería. Le quedan dos viajes más para completar la provincia. Usted disculpe, hombre de Dios, ¿cuándo descansa? "Me acuesto nunca antes de la una de la madrugada y a las ocho de la mañana ya estoy levantado, pero la verdad es que duermo de un tirón y si alguna vez llego antes a mi casa me quedo dormido en el sillón si no hay algo que me llame mucho la atención en la televisión. Esto significa que duermes con la conciencia tranquila y es lo que a mí me pasa". Y por su cabeza pasa que ha de hacer el máximo esfuerzo posible para atender a todas las peticiones; si no a todas, a todas las que se puedan. "Cuando terminemos de visitar los ciento dos municipios y las dos entidades menores, haremos un balance de la visita a la provincia de Almería, de las peticiones que hemos recibido y de lo que hemos arreglado; yo creo que es mucho más positiva de lo que mucha gente se piensa".

Una última pregunta por hoy, señor Amat ¿qué piensa su familia de todo este ajetreo? "Mi hija menor está loca porque termine; mi mujer no me dice nada porque sabe que hago lo que me gusta; mi hija la mayor se mete menos en política; de mis nietos, María del Mar, Alejandra, Mario y Carmen, la que de vez en cuando me hace alguna pregunta es la más chica, Carmen, que tienen seis años. A veces me dice: abuelito, ¿cuándo vamos a ver alguna película del oeste? y con el poco tiempo que tengo pasa demasiado tiempo para poder verla. La verdad es que yo disfruto mucho de mi familia cada vez que puedo, porque es lo que de verdad te llena".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios