Las trabajadoras del servicio municipal de ayuda a domicilio conservarán sus empleos hasta noviembre de 2009

  • Con este acuerdo se pone "punto final" al conflicto planteado por a la aplicación e incidencia de la Ley de Dependencia

El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP), anunció hoy que ha llegado a un acuerdo con las trabajadoras de la Fundación para el Estudio y la Promoción de la Acción Social (Fepas), concesionaria de los servicios de ayuda a domicilio municipales, que contempla la conservación de sus empleos hasta noviembre de 2009, fecha en la que finaliza el contrato actual.

El primer edil mantuvo hoy un encuentro con el comité de empresa de Fepas y los representantes sindicales de UGT y CCOO, en el que, según informó el Consistorio en un comunicado, se pone "punto final" al conflicto planteado por a la aplicación e incidencia de la Ley de Dependencia, que motivó una huelga iniciada el lunes pasado.

El compromiso alcanzado recoge que el Ayuntamiento contará con los representantes sindicales para su posible participación en la reunión que se mantendrá con la Consejera de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, solicitada por el Ayuntamiento y cuyos resultados se tendrán en cuenta para la gestión del pliego para atender la Ley de la Dependencia.

Asimismo el Ayuntamiento se compromete a gestionar con la empresa que no haya ningún perjuicio económico para los trabajadores con motivo de la huelga, así como a mediar con la Subdelegación del Gobierno para evitar una posible sanción a las trabajadoras por las movilizaciones realizadas desde el lunes.

El alcalde acordó también facilitar una copia del inicio del expediente para atender la parte económica del convenio colectivo y anunció una nueva reunión en noviembre de este año para evaluar las soluciones que se aplicarán a partir del mismo mes de 2009.

Rodríguez-Comendador mostró su satisfacción por la resolución de "un conflicto que a nadie beneficiaba" y que estaba transmitiendo "incertidumbre e intranquilidad" tanto a las propias trabajadoras y a sus familias, así como a las personas beneficiarias de los servicios que prestan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios