Los trabajadores de la limpieza irán a la huelga durante dos semanas

  • Protestan contra los despidos del Consistorio que mantendrá a 12 de los 31 empleados

Los 31 trabajadores del servicio de limpieza viaria, edificios públicos y jardinería de Cespa de Albox se pondrán de huelga los días 9, 10, 11, 15, 16, 17, 18 y 19 de octubre. La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Almería se ha visto obligada a convocar dos semanas de paro tras anunciar el alcalde de Albox, José García, el rescate del servicio, pero solo manteniendo a 12 de los 31 trabajadores que conforman la plantilla.

En un comunicado, CCOO Almería, apunta que el Ayuntamiento de Albox se convierte en el responsable primero del servicio, tras haber decidido rescatarlo, así lo manifiesta el responsable del sector de Administración Local de FSC de CCOO Almería, Juan López, "los servicios se tienen que seguir dando porque son prestaciones de salubridad; además, se ha producido una sucesión de empresas y el consistorio se convierte en una empresa más, teniendo todos los trabajadores derecho a ser subrogados".

En el comunicado que la FSC de CCOO Almería remite a la Delegación de Empleo de la Junta de Andalucía, a la empresa Cespa y al subdelegado del Gobierno de Almería, el sindicato expone que los objetivos de la huelga son acordar procedimientos ajenos al despido que hagan confluir los intereses empresariales con los de los trabajadores afectados.

CCOO realizará manifestaciones los días 9 y 16 de octubre de 10:00 a 13:00 horas, por las calles Plaza del Mercado, Plaza de Andalucía, calle Duque de Ahumada, calle Inocencio Arias, Plaza Mayor y calle del Muro.

Hay que recordar que el alcalde de la localidad, José García, apuntaba que "en el año 2011, la deuda del Ayuntamiento con CESPA ascendía ya a casi ocho millones de euros y aunque hubo un intento de negociación, la empresa presentó un contencioso administrativo ara cobrar y rescindir el contrato. Paralelamente a esto, a finales de año, con el Plan de Pago a Proveedores el Ayuntamiento pagó el montante total de esa deuda a 31 de diciembre de 2011, pero en lo que llevamos de año de nuevo se acumula una deuda que supera los 800.000 euros con la concesionaria. No podemos seguir ampliando la agonía, no tenemos capacidad para responder económicamente todos los meses a este compromiso".

Desde el PP se han mostrado conformes con la rescisión del contrato, pero han exigido al equipo de gobierno que no dejen a los trabajadores en la calle.

La propuesta del PP, debatida en pleno, consistía en una bajada de sueldos de los concejales liberados y no liberados y la eliminación de gastos de protocolo, dietas y diferentes pagos por asistencia a plenos o comisiones de toda la corporación municipal.

Este servicio supone al año 1,3 millones de euros a las arcas municipales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios