Los transportistas se ven sin puntos y sin más plazas de carga y descarga

  • Exigen más flexibilidad o que habiliten más zonas en las que poder aparcar

Comentarios 0

Cerca de un total de transportistas de alimentos y productos para los establecimientos de la capital trabajan todos los días en las calles de Almería, sin que desde hace años se hayan aumentado las zonas de carga y descarga. La principal preocupación mostrada por algunos de los afectados es que la Policía Local comienza a restar puntos de sus carnés de conducir por aparcar en las aceras o en espacio no habilitados.

"Reconocemos que no es legal, pero ahora vemos como peligran nuestros puestos de trabajo con la entrada en vigor de la nueva normativa y exigimos que se creen más aparcamientos como se nos ha prometido", mantiene Felipe Romera, quien establece que las primeras conversaciones con el Ayuntamiento de Almería datan de hace una década.

En la actualidad existe un censo municipal que cifra en 60 los espacios habilitados para carga y descarga, sobre todo en el centro de la ciudad, y un estudio previo que les llevó sobre la mesa un mapa en el que los responsables municipales les pidieron que marcaran posibles nuevas ubicaciones. "Nosotros les dijimos que lo que necesitamos es que haya carga y descarga cada 150 metros, porque no podemos acarrear con el producto durante dos kilómetros", matiza Félix Martínez.

En esta Corporación ya se han producido dos reuniones con la Concejalía de Tráfico y Movilidad, incluido un encuentro en el que también estuvieron los responsables de la Policía Local de Almería. Las conclusiones iniciales no fueron halagüeñas, ya que reconocieron que de las 60 plazas existentes, sólo 20 se encuentran libres con asiduidad, sin que pudieran presentar alguna solución, ya que les indicaron que existe una deficiencia de grúas que evita que puedan quitarse todos los vehículos que se estacionan de forma indebida.

Confluyen así varias situaciones de las que se consideran perjudicados. Por una parte, el que se resten puntos por malos estacionamientos, y por otra, el inicio de los trabajos del que denominan "el coche fantástico", en referencia a la vehículo pone multas que circula desde hace meses por la ciudad. Por ello, exigen una mayor flexibilidad directamente por parte de la Policía Local de la capital, ya que las multas suelen llegar a los 150 euros y dos puntos menos. "Comprendemos que se nos multe si nos saltamos un semáforo o si hemos bebido, pero no por trabajar, que es lo único que hacemos", mantiene Felipe Romera, quien indica que existe un agravio comparativo con los servicios municipales. Así hacen referencia a los camiones de limpieza o de acondicionamiento de los parques y jardines, "a los que no se les pide que estacionen en los nuevos parking o en el puerto, porque las distancias son las mismas para ellos que para nosotros".

Los transportistas afectados reconocen que existe poca unión en el sector debido a que sus centros de trabajo son muy diversos, por lo que han iniciado una ronda de reuniones con responsables municipales con la finalidad de conseguir incrementar las zonas de carga y descarga.

Ya se han producido las primeras conversaciones con el principal grupo en la oposición, el Grupo Municipal Socialista, cuyo viceportavoz, exige que se realice un nuevo estudio en el que se dé respuesta a las verdaderas necesidades de los afectados. Así, espera que se realicen de forma paralela a las mejoras del tráfico que se están realizando en los distintos barrios de forma consensuada con los vecinos.

Se trata de una reivindicación que comparte el sector, que también quiere estar presente en la creación de nuevos aparcamientos destinados a sus camiones de transporte o furgonetas, y para conseguirlo "no descartamos parar la ciudad o que las estanterías comiencen a quedarse sin productos para que nos hagan caso, porque vemos que muchos de nosotros vamos directos al paro".

más noticias de ALMERIA Ir a la sección Almeria »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios