La variante de Roquetas ya conecta con el Gran Plaza

  • Susana Díaz inauguró ayer el penúltimo tramo de la obra y asegura que la obra estará terminada al completo en septiembre

  • Resta un kilómetro de enlace entre la carretera de la Mojonera y la glorieta final

La variante de Roquetas ya conecta con el Gran Plaza La variante de Roquetas ya conecta con el Gran Plaza

La variante de Roquetas ya conecta con el Gran Plaza

La variante de Roquetas está casi lista. Apenas queda un empujón de un kilómetro para completarse y su puesta en servicio se prevé para septiembre. El penúltimo tramo, de casi cinco kilómetros, fue inaugurado ayer mismo por Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía. La importancia de este trazado y, por lo tanto, su visita, radica en su conexión con el municipio y es que, desde hoy mismo, es posible llegar desde el polígono industrial, en las inmediaciones del centro comercial Gran Plaza, hasta la misma A-7 a través de la variante. La infraestructura concluirá en un plazo de dos meses con la conclusión del enlace de un kilómetro entre la carretera de la Mojonera y la glorieta final (en torno a la Urbanización).

Esta obra de grandes proporciones permite conectar la Autovía del Mediterráneo (A-7) con la costa del Poniente almeriense y las explotaciones de cultivos intensivos localizados en esta zona. De ahí la importancia de su puesta en marcha previa al periodo estival, ya que el nivel de circulación suele multiplicarse. Esta infraestructura canaliza un alto volumen de tráfico de 35.000 vehículos al día, y favorece a una población de 150.000 habitantes de los términos municipales de Aguadulce, Vícar, El Parador de la Hortichuelas, Roquetas de Mar y la Mojonera.

Su presupuesto asciende casi a los 58 millones de euros y ha sido sufragado por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Roquetas de Mar. La principal funcionalidad de la Variante de Roquetas de Mar, actuación incluida en el Plan MAS CERCA (Plan para la Mejora de la Accesibilidad, la Seguridad y la Conservación de la Red de Carreteras de Andalucía), es procurar una alternativa al paso obligado del tráfico de medio recorrido y tráfico pesado por la actual travesía, que es la carretera de Alicún, vía que atraviesa los núcleos urbanos de El Parador de las Hortichuelas y de Roquetas. De este modo, se descongestiona esta vía urbana y se mejoran sus condiciones de seguridad vial y, por otro lado, se amplía la capacidad de tráfico para los desplazamientos que ahora se canalizan a través de la variante.

Además de mejorar las condiciones de seguridad, accesibilidad y ampliar la capacidad de tráfico del eje de la carretera A-1051, en el que se inserta la Variante de Roquetas, permite la conectividad con la Red de Transporte Transeuropea, gracias a la conexión con la Autovía A-7, que es el gran eje articulador de todo el arco mediterráneo español, desde Barcelona hasta Algeciras (Cádiz).

La ejecución de la variante ha revestido una especial complejidad, ya que ha supuesto la construcción de cuatro enlaces y 14 estructuras (viaductos y pasos superiores) ejecutadas a lo largo de su extensión para salvar ramblas y viales secundarios. Además, ha contado con dificultades asociadas al proceso de expropiaciones para la disponibilidad de los terrenos necesarios, dado el gran número de fincas hortofrutícolas existentes en dicho corredor. En este sentido, el acuerdo de Consejo de Gobierno del 2 de febrero de 2016, que delegaba en el Ayuntamiento de Roquetas la competencia en materia de expropiaciones y la asunción de los costes económicos, fue fundamental para despejar la viabilidad de su construcción.

Susana Díaz destacó ayer que la Variante de Roquetas de Mar (Almería) supone una "infraestructura de primer nivel y una potente inversión fruto de la colaboración institucional".

En este sentido, Díaz "la misma colaboración institucional" que ha hecho posible esta infraestructura, a pesar de los años de crisis económica, se extienda a la línea de alta velocidad Almería-Murcia, a la de Granada y a la conexión ferroviaria con el Puerto de Algeciras. "Los actuales Presupuestos Generales del Estado no van a dar una respuesta inmediata a esta necesidad de primer nivel", ha denunciado la presidenta, que recordó que este año solo destinan dos millones de euros para la alta velocidad entre Almería y Murcia, y que "no hay una sola partida para la conexión con Granada".

Para Susana Díaz es "fundamental" que el Gobierno central "recapacite sobre esta inversión, tome nota de la colaboración entre administraciones", e insistió en que la Junta de Andalucía "siempre tendrá la mano tendida". "Es evidente el compromiso del Gobierno andaluz con la provincia de Almería, y espero que también tenga el apoyo económico que merece a través de los PGE", apostilló la presidenta.

A la inauguración de este nuevo tramo de casi cinco kilómetros acudió Gabriel Amat, presidente de Diputación y alcalde de Roquetas de Mar, y uno de los principales valedores de esta obra, pues su municipio ha venido contemplando presupuestos con partidos incluso de 13 millones (en 2016) para la adquisición de terrenos.

Además, estuvo presente Antonio Bonilla, alcalde de la localidad de Vícar; y José Miguel Hernández, alcalde de La Mojonera. Pero no fueron los únicos cargos presentes. Hubo otros responsables institucionales como Óscar Líria, diputado de Fomento; y una buena representación de socialistas, caso de su secretario general provincial, José Luis Sánchez Teruel o el portavoz en el Ayuntamiento de Almería y Senador por la provincia, Juan Carlos Pérez Navas, además de los diputados en el Congreso Sonia Ferrer y Juan Jiménez, así como delegados de la Junta en Andalucía como José Ortiz Bono, Joaquín Jiménez, Miguel Ángel Tortosa, la delegada territorial Gracia Fernández o el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez de Haro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios