El viento provoca la caída del techo de la iglesia de San Miguel

  • El desprendimiento no provocó daños humanos aunque si un gran susto para los viandantes

Los Servicios Municipales del Ayuntamiento de Pulpí han tenido que intervenir de urgencia para llevar a cabo la reparación de la cubierta de la Iglesia Parroquial de San Miguel la pasada semana ante los daños que estaban ocasionando los fuertes vientos que han azotado al municipio este mes.

Como consecuencia del temporal, la cubierta del templo, que es de chapa de cobre, se estaba levantando, produciéndose asimismo destrozos en la esquina de piedra.

De hecho, lo que alertó al Ayuntamiento de la gravedad del asunto fue la caída de unos trozos de la chapa y de piedra a la vía pública. Un desprendimiento, que si no produjo ningún daño humano al no encontrarse nadie en el momento de la caida de los materiales si provocó un gran susto a los numerosos viandantes que en aquel instante paseaban por la zona.

Ante el peligro que suponía esta situación, el Ayuntamiento de Pulpí se puso en contacto con la Parroquia con la intención de activar un servicio de emergencia para reparar los daños y evitar consecuencias mayores, ya que peligraba todo el techo y acordonar la zona afectada para evitar posibles incidentes.

En este sentido, fuentes de la Parroquia pulpileña han mostrado su "gratitud" por la "rápida" y "eficaz" labor realizada por el Ayuntamiento de Pulpí al acometer las obras de reforma en el techo en un corto espacio de tiempo. En este sentido, tras los trabajos realizados por los operarios municipales a lo largo de una jornada, todo ha quedado solucionado y se espera que no se produzcan más desprendimientos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios