Almuñécar celebra su referéndum sobre el urbanismo

  • La localidad convoca la primera consulta local de España sobre esta materia

Como si de unas municipales se tratase, Almuñécar vivió ayer una atípica jornada electoral dividida entre la euforia de los vecinos que acudieron a votar y el desinterés de quienes dedicaron la jornada festiva a disfrutar con sus familias, ajenos a todo lo que rodeaba al primer referéndum que se celebra en España convocado por un Ayuntamiento sobre urbanismo. Las expectativas sobre la participación en la consulta popular alcanzaron su punto más alto a media mañana, aunque a la postre fueron los madrugadores quienes generaron el grueso de la participación. A las 18:00 había votado el 26,4% de los 18.000 vecinos convocados a una consulta para decidir sobre el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad.

Entre esos madrugadores estuvo el alcalde Juan Carlos Benavides, que defendió la legalidad de la consulta. "Hoy se ha abierto una puerta muy importante al municipalismo, avanzando en el camino de la democracia participativa, que seguro va a ser transitado con posterioridad por multitud de ayuntamientos de toda España", aseguró.

Los vecinos debían responder a la pregunta: "¿Respalda usted el acuerdo del Ayuntamiento pleno de fecha 17 de agosto de 2005, aprobando inicialmente el PGOU de Almuñécar?". La Junta de Andalucía rechazó que el Ayuntamiento tuviera potestad para convocar un referéndum vinculante, por lo que llevó el asunto a los tribunales. Finalmente, el Tribunal Supremo emitió una resolución para permitir la consulta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios