Caruana reconoce los vertidos y asegura que pueden llegar más

  • Los encargados de limpiar la playa de La Concha advirtieron ayer unas pequeñas manchas que ya han sido retiradas · El Consejo de Gobierno de la Junta aprueba las medidas legales por los vertidos

Cuando se cumplen seis meses del accidente del New Flame, el panorama que rodea al chatarrero sigue siendo similar. Por un lado éste continúa a una milla del Peñón de Gibraltar, sin expectativas de ser retirado y sin un plan de rescate concreto y, por otro lado, en la otra orilla de la Bahía siguen llegando vertidos.

El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, reconoció ayer que el fuel llegado a las playas de Algeciras pertenece al barco de bandera panameña. Un día antes Caruana había negado rotundamente que el hundimiento del New Flame -algo que tampoco admitió abiertamente- había producido vertidos. Es la segunda vez que el Peñón reconoce que el barco derrama fuel. La primera fue el pasado día 29 cuando comunicó un derrame de diez litros.

Además aseguró que aún queda "combustible atrapado dentro del barco que se podría escapar en cualquier momento". Con el hundimiento la empresa Titan Salvage advirtió de la presencia de una fuga pero, según Caruana, "el fortísimo temporal hizo inútiles todos los recursos" anticontaminación. El primer ministro de la Roca también dijo que comprende las críticas "durante este periodo preelectoral", pero que no las comparte "cuando dice -la Junta- que Gibraltar ha gestionado mal esta operación".

El rescate está paralizado por el mal tiempo y Titan Salvage sigue sin dar a conocer los nuevos planes de rescate, ya que el plan de salvamento previsto va a tener que ser modificado. Hasta que no remita el temporal de levante, mañana o el viernes, la empresa no intervendrá. La bodega 5, por la que estaba partida, está ahora anegada y su reflote es cada vez más difícil. Las autoridades españolas siguen mandando mensajes en los que ofrece su ayuda a la Roca, pero Caruana dejó claro que sólo aceptarán la colaboración "si de verdad necesitamos la ayuda".

El Ministerio de Medio Ambiente mantendrá el plan territorial anticontaminación a nivel provincial ante la posible llegada de una nueva oleada de fuel.

Ayer la subida de la marea atrajo nuevas manchas a la arena de La Concha en pequeñas cantidades, "una irisación" en las escolleras lo llamaron los expertos que operan en la zona junto a una veintena de operarios que siguen de guardia por si el New Flame vuelve a manchar el litoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios