Chaves cerrará en torno a 1.200 millones la deuda histórica

  • El PP-A considera "ridícula" la cifra e IU la califica de "retroceso y sumisón" · La cuantía estaba entre 1.148 y 1.742

La deuda histórica, una reivindicación genuina de Andalucía que data de 1982, rondará los 1.200 millones, según anunció ayer en una entrevista con Europa Press el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves.

La cuantía pactada con el Gobierno central para el cumplimiento de la disposición adicional segunda del Estatuto de Autonomía de Andalucía se firmará antes del 20 de marzo, aseguró Chaves, tras la prórroga de seis meses que ambas administraciones se dieron en septiembre para cuantificar una cifra. En un año, antes del 20 de marzo de 2010, tendrá que estar pagada, según exige el texto estatutario andaluz.

Cuando Andalucía reciba esta dinero, finalizará una reivindicación que se remonta a 1982, un año después de entrar en vigor el primer Estatuto de Autonomía. Desde aquella fecha, la comunidad debería de haber recibido cantidades excepcionales de financiación por parte del Estado para garantizar la prestación de un nivel mínimo de los servicios transferidos, dada su condición de región subdesarrollada (disposición adicional segunda del Estatuto). La Junta recibió un anticipo de 120 millones de euros en la etapa del Gobierno de Aznar, previamente consignados por Felipe González, y otro de 300 millones de euros hace ahora un año.

El montante de a cuánto asciende esta dejación de financiación por parte del Gobierno por las competencias transferida, que ha sido recogida de forma simbólica en cada presupuesto autonómico en el apartado de ingresos, ha sido y aún es objeto de polémica entre los distintos partidos andaluces. El PSOE la estimó en torno a 1.400 millones, el PP se instaló finalmente en unos 3.500 millones e IU en 7.500 millones, a razón de 300 millones por 25 años. Fue en septiembre cuando la mayoría socialista en el Parlamento aprobó una horquilla de entre 1.148 y 1.742 millones. Ese mismo día el PSOE vinculó su apoyo al nuevo sistema de financiación que negocia el Gobierno con las comunidades autónomas a que antes se acordase la cuantía de la deuda histórica.

Cuando se cierre el acuerdo en la cuantía, día aún por concretar, habrá margen de maniobra para cerrar el nuevo modelo para el reparto de dinero a las autonomías, del que restan "flecos" en la postura andaluza según el presidente andaluz. Chaves reconoció que, aunque la intención del Gobierno es cerrar un acuerdo en marzo, éste "puede retrasarse por la composición del nuevo gobierno de Galicia".

La cuantificación anunciada por Chaves recibió la oposición de PP e IU. Javier Arenas, presidente de los populares andaluces, aseguró ayer que la cifra es "absolutamente ridícula y no se incorpora a la financiación autonómica del futuro". Arenas criticó en declaraciones a Europa Press que hace unos días Cataluña recibió "bajo cuerdas 800 millones de euros sin tener ningún compromiso estatutario", cifra que a su juicio viene a confirmar la "frustración" de la deuda histórica recogida en el Estatuto desde 1982. "Esa cantidad ridícula servirá para paliar que Andalucía no vaya a ser la región que más financiación obtenga del nuevo sistema, y eso es gravísimo porque somos la región más poblada y ése es el criterio de nuestro Estatuto", previó Arenas.

Para Diego Valderas, coordinador general de IU, supone un "retroceso y sumisión" a la vez que mostró su "temor" de que esto suponga una "pérdida de espacio de convergencia de Andalucía frente a otras comunidades". Valderas lamentó la "rebaja" de al menos 600 millones y que exista "una clara dejación de la defensa de los intereses de Andalucía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios