Granada

Decenas de jóvenes 'anti Bolonia' secuestraron ocho horas Ciencias Políticas la pasada madrugada

  • Provenían de la manifestación contra el plan Bolonia y, aprovechando el proceso electoral que se celebraba en la Universidad de Granada, bloquearon el centro desde las nueve de la noche hasta las cinco de la mañana.

Comentarios 4

Un grupo de entre cincuenta y setenta jóvenes 'anti-Bolonia' mantuvieron secuestrada durante la pasada madrugada la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad de Granada casi ocho horas. El encierro, durante el que los manifestantes llenaron de pintadas la planta baja y la primera planta del edificio universitario, se prolongó hasta las cinco de la madrugada, previa mediación de uno de los vicerrectores y del Gerente de la UGR.

Los jóvenes también han causado numerosos daños en el centro, sobre todo en las máquinas expendedoras, que desvalijaron y que a su vez utilizaron para bloquear las puertas de la facultad, donde se hicieron fuertes durante toda la noche, según ha explicado el secretario de la Facultad, Manuel Vela Torres.

Los participantes han subido imágenes del encierro y la manifestación de ayer en una página web, en la que detallan sus pretensiones con este encierro: "El posicionamiento en contra de este plan por parte del rector o vicerrector, la paralización de los planes piloto hasta que haya un debate en la comunidad universitaria. Por ello apostamos por un paro preventivo hasta que se ejecute este consenso, y un paro académico en el que se celebraran asambleas en cada facultad martes 29 Abril de 2008".

La Universidad de Granada celebraba ayer elecciones a las juntas de centro, y estaban llamados a votar tanto los alumnos, como el profesorado y el PAS. "Aprovehando los momentos finales del recuento, estos grupos entraron en la facultad", explica Vela Torres. Aunque en los primeros momentos de tensión, algunas de las personas que estaban en el centro intentaron abandonar el edificio y se les impidió, poco a poco todo aquel que quiso ir saliendo pudo hacerlo con normalidad.

Fue en torno a la una y media de la madrugada, cuando el vicerrector Miguel Gómez Oliver, en representación del rector, pudo reunirse con los jóvenes, que al parecer solicitaron que la Policía, que había sido alertada pero cuya actuación no fue necesaria finalmente se mantuviera alejada.

En ese momento, el grupo de manifestantes decidió deponer su actitud, aunque prefirieron mantenerse encerrados algunas horas más, hasta que abandonaron el centro en torno a las cinco de la madrugada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios