Dimite un concejal en Córdoba interrogado por el expolio de patrimonio arqueológico

  • Luis Castro Erencia, edil del PSOE en el Ayuntamiento de Castro del Río, dará a conocer los motivos que le han llevado a decidir abandonar el Ayuntamiento en el propio edificio consistorial de la localidad

El primer teniente de alcalde y delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Castro del Río, Luis Castro Erencia (PSOE), hará el miércoles pública su renuncia al acta de concejal, lo cual se produce después de que el martes fue interrogado, sin llegar a ser detenido, en el marco de la operación policial desarrollada en la provincia contra el expolio arqueológico. Castro, según se especifica en una convocatoria de prensa remitida el miércoles por el PSOE de Córdoba, dará a conocer los motivos que le han llevado a decidir abandonar el Ayuntamiento de Castro en un encuentro con los medios de comunicación, a las 20.30 horas y en el propio edificio consistorial de la localidad, donde le acompañará el secretario de Organización del PSOE en Córdoba, Juan Pablo Durán.

A esta situación se ha llegado a raíz de que el martes la Policía Nacional detuvo en Córdoba capital y en las localidades cordobesas de Castro del Río, Baena y Bujalance a nueve personas, de las que cuatro están ya en libertad con cargos, por su presunta implicación en la comisión de delitos contra el patrimonio histórico, por el expolio y tráfico de restos arqueológicos y obras de arte. Según dijeron el miércoles a Europa Press fuentes policiales, la operación, coordinada por la Brigada de Investigación de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional y ordenada por un juzgado de Madrid, que ha decretado el secreto de sumario, se desarrolló a lo largo del martes en la capital cordobesa y en las localidades mencionadas, donde se practicaron al menos una decena de registros domiciliarios, incautándose numerosos restos arqueológicos, documentación y también algunas obras de arte.

En la capital cordobesa se practicaron dos registros en sendos domicilios de las calles Caño y Fray Luis de Granada, mientras que en Baena y Bujalance se hizo un registro en cada caso, siendo Castro del Río donde se produjo el mayor despliegue policial, con la intervención de unos 40 agentes, entre los llegados de Madrid y los que les prestaron apoyo de la Comisaría Provincial de Córdoba, que llevaron a cabo al menos cuatro registros domiciliarios, entre ellos la casa de un abogado y la del ya indicado teniente de alcalde de Urbanismo, al que no se llegó a detener, aunque sí que fue interrogado.

A este respecto, el alcalde de Castro del Río, José Antonio García (PSOE), confirmó que la Policía interrogó a "un operario de servicio del Ayuntamiento y a un concejal de la Corporación", aunque destacó que "si estas personas han sido llamadas a declarar", en relación con la presunta comisión de un delito contra el patrimonio, "es por algo realizado en su actividad particular, no en relación con el Ayuntamiento de Castro", donde fueron detenidas al menos seis personas.

En Córdoba capital se practicó una detención, como consecuencia del registro llevado a cabo en la calle Caño, donde se intervino numeroso material arqueológico, sobre todo de origen romano, además de documentación y un ordenador, mientras que en Bujalance, según confirmaron el miércoles a Europa Press fuentes cercanas a la investigación, se detuvo a un hombre, tras el registro de su domicilio y la intervención de restos arqueológicos. En Baena también se detuvo a una persona, a raíz del registro domiciliario llevado a cabo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios