La Eurocámara obliga a la Roca a informar sobre el rescate y la carga

  • La Comisión quiere que durante las labores se tomen todas las precauciones ya que alerta que el pecio puede contaminar la zona · La resolución insta a crear un protocolo común de actuación en la bahía

El pleno del Parlamento Europeo aprobó ayer por 555 votos a favor, 7 en contra y 6 abstenciones, la resolución pactada entre los principales grupos políticos -PP, PSOE, IU y Liberales- en la que se exige a las "autoridades competentes" un plan y un calendario precisos para sacar el New Flame de la bahía de Algeciras y controlar el riesgo de contaminación que puede implicar tanto el pecio como la carga que contiene en sus bodegas.

El texto de la resolución exige a las autoridades competentes que informen a la Comisión sobre el cargamento del buque y sobre "los planes y plazos para transportar el buque fuera de la bahía y para supervisar el riesgo de contaminación que podría desprenderse del cargamento".

La Eurocámara alerta de que la posible quiebra del buque "podría contaminar no solamente el fondo marino y las aguas de superficie, sino también dañar los caladeros limítrofes y el turismo costero".

La resolución destaca que el New Flame yace actualmente en el fondo del mar con 42.000 toneladas de carga y por lo menos 27.000 toneladas de chatarra y que la posible presencia de metales pesados "de naturaleza desconocida" hace difícil determinar el impacto ambiental. Pese a todo, constata que tras el accidente "no se ha registrado ninguna contaminación de importancia".

En cualquier caso, los eurodiputados resaltan que "todas las autoridades pertinentes que gestionan la bahía, su litoral y las operaciones de salvamento del chatarrero deben seguir ejerciendo una extrema vigilancia respecto al posible vaciado oportunista e ilegal de los tanques de combustible y las aguas de lastre".

El Parlamento reclama al Ejecutivo comunitario que, en su calidad de guardián de los tratados, "verifique si las autoridades competentes han actuado de forma correcta para evitar la catástrofe" y que "adopte, si procede, las medidas legales necesarias que pudieran desprenderse de dicha actuación".

La resolución solicita además a Bruselas que intervenga ante las autoridades nacionales y regionales competentes "para que acuerden un protocolo público de actuación en la zona del Estrecho de Gibraltar y concretamente en la bahía de Algeciras" cuyo objetivo debe ser garantizar "la asistencia mutua en caso de incidente de contaminación marítima".

El Parlamento "toma nota" de que el Gobierno de Gibraltar y las autoridades británicas y españolas "han expresado su disposición a colaborar del modo más efectivo en el marco del Foro de Diálogo sobre Gibraltar para gestionar el accidente y sus consecuencias para el medio ambiente marítimo y costero".

Los eurodiputados se congratulan además "de la participación de las autoridades regionales andaluzas en este asunto, conforme a las recomendaciones del Parlamento Europeo sobre la política marítima de la UE para la participación de las autoridades locales y regionales".

Por último, la resolución subraya la "rapidez y eficacia" con que la Agencia Europea de Seguridad Marítima reaccionó ante la petición de ayuda de las autoridades españolas, y pide tanto a la Agencia como a la Comisión que "presten su más firme apoyo a la protección medioambiental de esta zona amenazada".

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Transportes, Jacques Barrot, también pidió durante el debate celebrado sobre el New Flame en la Eurocámara la madrugada del lunes la retirada del pecio, y aseguró que los trabajos para llevarla a cabo se han iniciado y podrían durar tres meses. Barrot descartó que la carga del buque sea "particularmente tóxica". El Ejecutivo comunitario está examinando la queja presentada por la Junta contra la actuación de Gibraltar a partir de la cual tomará medidas si hay alguna infracción.

555

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios