Gana una batalla de 8.000 euros a una compañía telefónica

  • Sergio Bruno Díaz, usuario de una tarifa plana de Internet, ha logrado tras ocho meses de reclamaciones que la empresa renuncie a cobrarle más de 8.000 euros por haber usado la conexión en Portugal. Nadie le dijo que la tarifa variaba si salía de España.

Comentarios 7

El afectado explicó que contrató el servicio de Internet de Tarifa Plana de con una mensualidad de 39 euros, pero cuando viajó a Portugal dos días lo utilizó, creyendo que "al operar la compañía en el país luso, la tarifa era la misma".

"Cuando recibí la factura, al principio leí mal y creí que eran ocho euros, pero cuando descubrí que me reclamaban ese importe me quedé sorprendido, porque no tenía, ni tengo, ni tendré ese dinero en mucho tiempo, es una cantidad desorbitada para mí", añadió Sergio.

En este sentido, el usuario comentó que cuando llamó a la compañía, Vodafone le animó a pagar, y le amenazó con "incluirlo en listas de morosos y con tomar las medidas legales para propiciar el cobro".

"Desde las compañías sólo te venden un mundo rosa, no te cuentan toda la información, por lo que decidí iniciar las reclamaciones oportunas, alegando que desconocía que la tarifa no era aplicable en Portugal", relató Sergio.

Finalmente, el afectado consiguió que la compañía aceptara su error y retirara las demandas por impago, reconociendo que el usuario no había recibido la información necesaria.

Por otro lado, el portavoz de Facua (Federación Andaluza de Consumidores y Usuarios en Acción), Rubén Sánchez, lamentó que "no es el primer caso similar, porque las compañías no informan a los usuarios de todas las condiciones de contratación". "Alguien que tenga conocimiento de que por 24 horas de conexión le van a cobrar 8.000 euros no usaría este servicio, y encima amenazan con denunciarle cuando se ha iniciado un proceso de reclamación", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios