La precampaña El modelo de financiación de las autonomías se presenta como elemento de debate

El Gobierno hará públicas las balanzas fiscales tras las presiones nacionalistas

  • La Junta sostiene que Andalucía no es la más beneficiada por la solidaridad interterritorial · ERC había supeditado su apoyos tras el 9-M a que se conociera la contribución de cada comunidad

Comentarios 7

Ayer quedó escrito el prefacio de un nuevo capítulo del proceso de negociación del futuro modelo de financiación autonómica. En un cambio de posicion notable, el Gobierno andaluz mostró ayer su conformidad con la publicación de las balanzas fiscales de las comunidades autónomas, en las que aparezcan la contribución que los ciudadanos y las empresas radicadas en cada de una de ellas realizan a Hacienda a través del pago de impuestos. La medida, anunciada el día anterior por el vicepresidente Económico, Pedro Solbes, se produce después de que CiU y ERC supeditasen sus apoyos tras las elecciones generales a que se publiciten dichas aportaciones.

El consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, no pudo ayer más que expresarse en la misma línea que su colega y maestro Solbes, aunque subrayó dos aspectos: las balanzas fiscales no presentarán malos resultados para Andalucía si en éstas se incluyen aspectos como la contribución de Andalucía al sistema de pensiones y, dos, las cifras resultantes no pueden suponer bajo ningún concepto el punto de partida para negociar el modelo de financiación. Hasta ahora, el argumento principal de la Junta para oponerse en redondo a la publicación de las balanzas es que no son los territorios los que pagan los impuestos, sino las personas, y que por tanto no es posible que los gobiernos regionales entren en una suerte de trueque fiscal.

Solbes, en concreto, ha ordenado la creación de un grupo de trabajo para la publicación de las balanzas fiscales, después de que el Instituto de Estudios Fiscales haya concluido su trabajo aportando dos metodologías distintas, una de flujos monetarios y otra de incidencias económicas, y con distintas variables.

En declaraciones a Europa Press, Griñán indicó que en las balanzas fiscales analizadas por el BBVA "se ve cómo con el último Gobierno del PP, Andalucía recibió transferencias mucho menores que Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Asturias, Galicia, Canarias y otras muchas comunidades autónomas". "Incluso en eso Andalucía fue enormemente perjudicada por el Gobierno del PP", agregó Griñán, quien indicó que la publicación de las balanzas "nos conviene, porque se demostrará que fuimos castigados en Andalucía por esos gobiernos".

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que la creación del citado grupo de trabajo responde al compromiso adquirido por el Ejecutivo y no a las presiones procedentes de ERC, que había supeditado su apoyo al PSOE en el próximo debate de investidura a que se comprometiera a publicar las balanzas fiscales, tal y como le ha pedido reiteradamente a lo largo de la legislatura, al igual que CiU.

El presidente de la Generalitat, el socialista José Montilla, valoró positivamente el anuncio de publicación de las balanzas "para añadir transparencia e información" a la negociación del nuevo sistema de financiación. "No es indispensable, pero sí necesario disponer de esta información", manifestó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios