El Gobierno traslada su indignación por la visita de Ana de Inglaterra a Gibraltar

  • Peter Caruana considera "una ingenuidad" pensar que la estancia de la princesa afectará al desarrollo del foro tripartito · El PP lleva al Congreso una moción sobre la soberanía del Peñón

Comentarios 6

La princesa Ana de Inglaterra protagonizó ayer una intensa jornada de actos en la colonia de Gibraltar, a la que llegó el miércoles acompañada por un fuerte temporal de viento y también diplomático. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, expresó ayer a su homólogo del Reino Unido, David Miliband, el "rechazo, consternación e indignación" del Gobierno y de la sociedad española por la visita.

Moratinos trasladó su queja a Miliband en una conversación que mantuvieron en Bruselas después de participar en una reunión de Ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN. El ministro aseguró a su colega británico que la visita de la princesa Ana para inaugurar un centro médico militar con su nombre "hiere la sensibilidad de todos los españoles". Según Moratinos, fue el propio ministro británico el que se dirigió primero a él "preocupado por el rechazo que ha podido constatar en los medios de comunicación españoles" por la visita de la hija de la reina Isabel II.

El hospital que inauguró ayer Anda de Inglaterra, en funcionamiento desde hace más de un año, está edificado en el istmo que une el Peñón con la Península, un terreno que España considera ocupado ilegalmente por los británicos en virtud del Tratado de Utrecht.

La polémica levantada en España por la visita, se vivió sin embargo de forma distinta al otro lado de la Verja, donde además fueron pocos los vecinos que se acercaron a acompañar a la princesa en su paseo por las calles de la colonia.

El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, afirmó que "intentar utilizar la visita de la Princesa Real para poner trabas al Foro de Diálogo es una ingenuidad con mayúsculas". Tras recorrer la calle Real del Peñón junto a la princesa, el representante político del Peñón consideró que la polémica "se ha limitado a un puñado de personas que sólo buscan protagonismo". "El Gobierno español ha expresado su malestar, que es lo que se esperaba. Ha sido una reacción comedida porque Gibraltar es un territorio británico y es normal que vengan miembros de la Casa Real. Son muy bienvenidos", puntualizó el socialdemócrata.

En cuanto a las fuertes críticas del PP, y especialmente del diputado nacional José Ignacio Landaluce, a la visita, Caruana indicó que "hay individuos que quieren meter presión y convertir el tema de Gibraltar en un asunto nacionalista, lo que es un gravísimo error", dijo.

El PP exigió al Gobierno socialista "una respuesta más enérgica", mientras que el diputado José Ignacio Landaluce anunció que la Comisión de Exteriores del Congreso debatirá el martes una proposición no de ley sobre la soberanía de Gibraltar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios