Incautados 5.400 kilos de hachís en Málaga, Cádiz y Huelva

  • Una persona fue detenida en Estepona cuando alijaba 980 kilos de la droga, otras cuatro fueron arrestadas en Sanlúcar de Barrameda cuando intentaban desembarcar 70 fardos y en Isla Cristina fueron intervenidos más de 2.300 kilos de hachís

Un hombre de 37 años y de nacionalidad marroquí ha sido detenido por la Guardia Civil cuando intentaba alijar 980 kilogramos de hachís con una embarcación de recreo en una playa de la localidad malagueña de Estepona. Asimismo, la Policía Nacional ha informado de la detención de otras cuatro personas --dos españoles y dos marroquíes-- cuando intentaban desembarcar 70 fardos de hachís, unos 2.100 kilos, en la costa gaditana de Sanlúcar de Barrameda. Por otra parte, la Guardia Civil intervino más de 2.300 kilos de hachís en la playa isleña de Urbasur en la noche del pasado domingo.

Las detenciones producida en Estepona tuvo lugar cuando fue detectada una embarcación a ocho millas de la orilla que se dirigía hacia esta localidad, lo que levantó las sospechas de que podría tratarse de un alijo, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Finalmente, los agentes observaron cómo la embarcación llegó a tierra, en una zona próxima al río Castor, momento en el que fue interceptada y se intervinieron los 33 fardos de arpillera que transportaba.

El detenido fue identificado como Y.B., y en la operación se intervinieron también la embarcación neumática de recreo, de unos siete metros de eslora, y dos vehículos preparados para la posterior carga de la droga aprehendida.

2.100 kilos en Sanlúcar de Barrameda

La Policía Nacional ha informado de la detención de cuatro personas --dos españoles y dos marroquíes-- cuando intentaban desembarcar 70 fardos de hachís, unos 2.100 kilos, en la costa gaditana de Sanlúcar de Barrameda. Asimismo, la Guardia Civil intervino más de 2.300 kilos de hachís en la playa isleña de Urbasur en la noche del pasado domingo.

En un comunicado, la Policía indicó que la denominada 'Operación Imán' se desarrolló la madrugada del lunes por la Udyco central junto con agentes de la Udyco de la Costa del Sol y la Agencia Tributaria.

Según explicó, las investigaciones policiales desvelaban que una organización criminal tenía previsto un posible desembarco de esta sustancia estupefaciente el pasado fin de semana por la costa sanluqueña. Por dicho motivo, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia, recabando la colaboración de funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria.

Según los datos que arrojaba la investigación, el desembarco esperado se produciría en la madrugada del 28 al 29 de marzo. Los agentes detectaron, sobre las 4.30 horas, una embarcación sin ningún tipo de iluminación de posición, que se acercaba a la bocana del puerto de Bonanza de Sanlúcar. Al menos cuatro individuos descargaban los fardos de hachís en uno de los muelles de dicho puerto y los trasladaban a una furgoneta, oculta tras un muro, que se hallaba parada a pocos metros.

Así, los funcionarios detuvieron a dos personas junto a esta furgoneta y otras dos fueron arrestadas al intentar huir de la embarcación semirrígida que aún tenía a bordo gran número de fardos. Estos dos individuos se arrojaron al agua e intentaron ocultarse entre los barcos atracados en el puerto, aunque finalmente fueron localizados y detenidos por los policías.

Además, fueron intervenidas la furgoneta sustraída, que poseía las matrículas «dobladas», y la embarcación en la que se trasladaron los 70 fardos de hachís.

Los detenidos responden a las iniciales de R.P.R., de 25 años, y V.M.J.M., de 27, ambos naturales de Sanlúcar de Barrameda, K.E.B., nacido en Tánger (Marruecos) y M.S.H., natural de Marrakech (Marruecos), ambos indocumentados.

2.300 kilos de hachís en Isla Crisitina

Un día antes, en la noche del domingo, agentes de la Patrulla Fiscal de Ayamonte y del Servicio Marítimo de la Guardia Civil intervinieron más de 2.300 kilos de hachís en la playa isleña de Urbasur.

El operativo montado por la Guardia Civil localizó en alta mar una 'goma planeadora', embarcación utilizada por los narcotraficantes marroquíes para transportar la droga, que navegaba a una velocidad lenta, entre 40 ó 50 nudos, para que no pudiera ser divisada desde tierra.

A pesar de ello, los agentes, utilizando los sistemas de visión nocturna que poseen, pudieron controlar el desplazamiento de la embarcación por la costa y prever el lugar donde se iba a proceder el desembarco de la mercancía, en una zona próxima de Canela, en Ayamonte.

Sin embargo, quizá porque se percataron de la presencia de la Guardia Civil o porque fueron alertados desde tierra, los dos tripulantes de la embarcación cambiaron de rumbo y se dirigieron a la playa de Urbasur, donde al menos unas 14 personas se encontraban preparadas en tierra para proceder al traslado de los fardos de hachís desde el barco hasta los vehículos.

La rápida actuación del Servicio Marítimo, que prácticamente abordó con su lancha 'semirrígida' la goma procedente de Marruecos, impidió que se realizara la descarga, ya que los narcotraficantes iniciaron una huida precipitada por la playa.

Según los datos manejados por la Guardia Civil, la droga intervenida en la operación, que estaba distribuida en la nave en 78 fardos, tiene un valor de unos 3 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios