PSOE y PP abren la precampaña con el andalucismo como reclamo electoral

  • Chaves dice que "no hay partido más andalucista" que el PSOE y fija el pleno empleo como gran objetivo · Arenas defiende el "andalucismo español", que relaciona con la Constitución de 1812

Comentarios 35

Nuevo año con nuevas fórmulas de Manuel Chaves y Javier Arenas para ganar las autonómicas. Ambos coincidieron ayer en abrir de forma oficiosa la precampaña ante los máximos órganos de dirección de sus partidos valiéndose del andalucismo como reclamo ante la perspectiva de unos malos resultados para la reciente alianza de PA y PSA, que se presenta bajo la denominación de Coalición Andalucista (CA). Eso sí, desde puntos de vista muy distintos. Chaves erigió al PSOE en el partido "más andalucista", al entender este término como el ejercicio político de hacer que esta tierra "progrese", tenga "más peso" en España y la Unión Europea y sus ciudadanos "más derechos y bienestar". Arenas, sin embargo, apeló a una original fórmula, el "andalucismo español", que tiene sus bases, argumentó, en las Cortes de Cádiz de 1812, la Constitución Española y las tres décadas de democracia. Lejos de pedir nuevas competencias, para el presidente del PP-A ha llegado el momento de "gestionar mejor las que se tienen".

Chaves aprovechó la exposición del informe de gestión de esta legislatura ante el Comité Director -que ratificó las listas de las ocho provincias al Parlamento, el Congreso y el Senado- para hacer un llamamiento al partido para que no se adormezca ante las "buenas sensaciones y condiciones" que tienen sus siglas para revalidarse al frente del poder autonómico. "No hay nada garantizado de antemano", señaló, y de inmediato alertó de que, pese a sus "errores", en esta ocasión "no se debe despreciar" al PP que tienen enfrente, porque "no es una derecha débil", máxime cuando está "movilizando" a los "sectores más reaccionarios". Como argumento para convencer al electorado, Chaves sugirió recordar lo que "ha sido la derecha históricamente para Andalucía", en especial, la "reciente experiencia" de los ocho años de gobierno de Aznar.

Para dar continuidad a la "alianza estratégica y de largo alcance" que dijo que tiene el PSOE con los ciudadanos, y que le perpetúa en el Gobierno andaluz, Chaves desgranó alguna de las líneas programáticas socialistas, haciendo hincapié en el pleno empleo y la convergencia con Europa, que consideró factibles atendiendo a los datos de evolución del paro y de la renta per cápita del último cuatrienio. Otros ejes serán la educación, el fomento de la inversión en I+D+I, la aplicación de la Ley de Dependencia, la protección de la infancia, la vivienda, la modernización ecológica y las infraestructuras, en especial, la Alta Velocidad, que apuntó que unirá las ocho capitales andaluzas.

Horas antes habló Javier Arenas ante los suyos en la reunión del Comité Ejecutivo Regional. Allí, el candidato a presidir la Junta llamó a los populares a ahogar la euforia en los meses previos al 9 de marzo para hacer un trabajo "basado en el optimismo y la ilusión". "La campaña va a ser difícil porque vamos a competir en desigualdad. Estamos acostumbrados y lo tenemos que asumir", espetó Javier Arenas en un discurso basado en el concepto de "reformismo" y trufado de propuestas. Así, anunció como una de sus primeras acciones si llega al poder la aprobación de "un plan de choque de medidas económicas" que se basará en el principio de que es la Junta la que ahora debe "apretarse el cinturón".

El discurso del PP en la precampaña, insistió Arenas, "huirá de los debates del pasado y de las retahílas de insultos del PSOE". "El punto del cambio tiene que ver con que la sociedad andaluza precisa a un PP obsesionado en el futuro". Frente a esto, denunció a un Gobierno andaluz obsesionado con la publicidad institucional. "He visto estos días más anuncios de la Junta que de turrones y juguetes", ironizó. "Hemos trabajado mucho, hemos sembrado mucho y ahora toca recoger los frutos", vaticinó el líder del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios