La Policía identifica a seis personas por la agresión a los Bomberos de Écija

  • El juzgado que investiga el incendio de la barriada de las Moreras ya tiene las identidades de los agresores · Los cuerpos de las víctimas permanecen todavía en el tanatorio

Comentarios 11

La Policía Nacional ha identificado ya a seis de los presuntos autores del intento de linchamiento a los Bomberos de Écija después del incendio en el que perdieron la vida seis miembros de una misma familia, el domingo por la mañana en la barriada de las Moreras. Los agentes encargados de la investigación han remitido al juzgado de Écija las identidades de estas seis personas para que tome las medidas legales oportunas.

La Subdelegación del Gobierno en Sevilla también pondrá el caso en conocimiento de la Fiscalía para que decida si existe algún delito en este ataque a los Bomberos. Igualmente, esta institución ha encargado una evaluación de los daños sufridos por el vehículo de los Bomberos y los dos coches que estaban aparcados y fueron destrozado por el camión de extinción de incendios en su huida marcha atrás, para que sean los presuntos autores del intento de linchamiento quienes corran con los gastos.

El secretario general del Sindicato Profesional de Bomberos (SPB), Juan Carlos Bernabé, anunció también que llevará el asunto a los tribunales y que incluso estudia querellarse por injurias contra los vecinos y familiares de las víctimas que acusaron a los agentes del servicio de extinción de no hacer todo lo posible por salvarlos. "Pedimos que se hagan públicos todos los datos de la investigación una vez que esté concluida para que nadie pueda acusarnos de nada. Ni con 20 bomberos se habría podido salvar a estas personas porque el fuego estaban muy avanzado y la casa completamente cerrada".

La versión oficial sigue manteniendo que los Bomberos tardaron cinco minutos en llegar al incendio desde que recibieron la llamada de aviso. El propio delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, aseguró ayer que estos datos son "fácilmente constatables" e incluso se hizo público el informe oficial de la Diputación Provincial. Los vecinos de las Moreras insisten en que el retraso fue de casi tres cuartos de hora y que además no disponían de los medios adecuados.

"Era una manguera muy fina, como para regar árboles", aseguró un sobrino del matrimonio, Rafael Romero, en declaraciones a los periodistas a las puertas del Departamento de Medicina Legal. "Sólo hubo un único valiente que entró en la casa y le echaban humo las manos. Si hubieran entrado cuatro o cinco podrían haber salvado a alguien", expuso este familiar. En cualquier caso, lo único cierto es que el ambiente se fue tensando en Écija durante la mañana del domingo hasta el punto de que una multitud atacó a los Bomberos cuando se retiraban del lugar de los hechos una vez que habían sacado los cadáveres de las seis víctimas. Varios jóvenes destrozaron las lunas laterales del vehículo de extinción a pedradas y uno de ellos incluso llegó a intentar romper un cristal a base de cabezazos.

El alcalde del municipio astigitano, el socialista Juan Wic, mantuvo durante la mañana una reunión con los vecinos de este barrio y se comprometió a abrir una investigación sobre la actuación del servicio de extinción de incendios, "para aclarar cualquier tipo de duda sobre el trabajo" de los funcionarios. Mientras tanto, el parque de Bomberos de Écija cuenta con protección tanto de la Policía Local como de la Nacional para evitar que pueda registrarse un rebrote de los incidentes.

Los restos mortales de los seis fallecidos se encuentran desde las seis de la tarde de ayer en el tanatorio de Servisa de la capital andaluza, ubicado en el barrio de San Jerónimo. Por la mañana se realizaron las autopsias a los cuerpos de Antonio Romero Valverde, de 58 años; su esposa Dolores Priego Rojas, de 55; sus hijos Jesús, María del Carmen y José María, de 25, 18 y 16; y Ángel Arbola López, de 18, novio de María del Carmen, que además estaba embarazada de tres meses. Los cuerpos estaban totalmente carbonizados, aunque lo más probable es que murieran antes asfixiados por el humo.

A la hora de cierre de esta edición aún no se conocía todavía cuándo ni dónde se celebrarán los funerales. Es posible incluso que los entierros se demoren unos días -hasta mañana miércoles, como muy pronto- para esperar que haya informes concluyentes de las autopsias. Por la mañana los familiares que se congregaban en las puertas del Departamento de Medicina Legal llegaron incluso a temer que los cuerpos pasaran 48 horas en este instituto forense antes de ser trasladados al tanatorio. Para identificar a los cadáveres tuvieron que realizarse incluso pruebas de ADN, ya que los cuerpos eran irreconocibles.

El Ayuntamiento, que decretó tres días de luto oficial tras el suceso, ha ofrecido a la familia un panteón en el cementerio municipal de Écija. La plaza de España de la localidad astigitana, en la que está situado el Consistorio, sirvió ayer de escenario para una concentración de 200 personas en señal de duelo por lo ocurrido en el número 24 de la calle Haya la mañana del domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios