Problemas financieros frenan la apertura de una de las alternativas a Delphi

  • El Juzgado de lo Mercantil de Cádiz continúa sin autorizar la cesión de activos

La llegada de la empresa Sacesa a la Bahía de Cádiz se complica o, al menos, se retrasan los cálculos previstos por la Junta de Andalucía. Según ha podido saber este periódico, las empresas del sector aeronáutico Ficosa y Alcor no han podido encontrar la financiación necesaria para hacer frente a la ampliación de capital de diez millones de euros requerida por Sacesa, negocio que pretende instalarse en los terrenos que ocupó Delphi. Esta industria se presentó como una de las alternativas para recolocar a los 1.600 trabajadores afectados por el cierre de la planta de la multinacional norteamericana en Puerto Real.

El plazo para formalizar esta ampliación de capital dado por la Sociedad Andaluza de Componentes Especiales (Sacesa) acabó el pasado viernes y ha vuelto a prorrogarse. Ese mismo día, fuentes de Ficosa explicaron que las negociaciones seguían en marcha, "pero por el momento no están cerradas tras la prórroga establecida por Sacesa el pasado 27 de febrero".

A todo esto se une otro problema: no llega la autorización del Juzgado de lo Mercantil de Cádiz (que sigue el proceso concursal tras el cierre de Delphi) para liberar parte de la superficie de la fábrica y poder ceder activos. Será en esos suelos donde se asentará Sacesa, pero, por el momento, tampoco hay novedades, aunque la Junta esperaba resolver este punto antes de Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios