Puente avala la batalla orgánica en las comunidades con presidentes socialistas

Óscar Puente. Óscar Puente.

Óscar Puente. / emilio naranjo / efe

El portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Óscar Puente, no ve "problema" en que los presidentes autonómicos de su partido dejen de ser secretarios generales de sus federaciones, si así lo deciden los militantes. "Una cosa es el liderazgo del partido y otra el institucional, yo no veo problema, porque los dos liderazgos responden a claves diferentes", insistió el portavoz de la nueva dirección del PSOE preguntado por este asunto en su primera rueda de prensa en Ferraz.

En ella Puente quiso dejar claro que la Ejecutiva "no va a debilitar la posición institucional" de ningún presidente autonómico o alcalde, pero al mismo tiempo ha garantizado que lo que tampoco "va a hacer nunca es desactivar las iniciativas que surjan de la base". "Nosotros no vamos a alentar candidaturas alternativas a nadie, pero tampoco las vamos a cercenar", añadió el alcalde vallisoletano. Tras argumentar que eso "iría en contra del espíritu" del proceso congresual que el PSOE acaba de finalizar, Puente sostuvo que a las bases no hay que indicarles el camino. "Cuando se le trata de poner una antorcha por delante a los militantes generalmente toman una dirección opuesta", apostilló

Puente discrepó además con el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, que considera la candidatura alternativa presentada ayer en su federación es un intento de debilitar su liderazgo. El aspirante pedrista, Rafael García, alcalde de la localidad valenciana de Burjassot, aseguró que se presenta para "reforzar" el partido en la Generalitat, no para "quebrar" su "solidez" en esa institución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios