Roca amenaza con regresar a su puesto en el Ayuntamiento de Marbella

  • Asegura tener "todo su derecho" a reincorporarse a su plaza en la Delegación de Urbanismo, mientras la alcaldesa mantiene que lo despediría "de forma inmediata"

Comentarios 10

A pesar de todo lo que ha acontecido en los dos últimos años, el presunto cerebro del caso Malaya, Juan Antonio Roca, podría continuar teniendo relaciones laborales con el Ayuntamiento de Marbella. Ayer, tras comparecer ante el juez por primera vez tras ser puesto en libertad bajo fianza de un millón de euros, el ex asesor de Urbanismo comentó que no descarta regresar a su puesto de trabajo porque considera que está en "todo su derecho", ya que todavía no ha sido condenado en ninguna de las causas que tiene pendiente con la justicia.

Aunque tiene que "sopesar" si finalmente se reincorporará a la plaza que logró en la Delegación de Urbanismo a principios de la década de los 90, reiteró que es una "posibilidad" y recordó que "nadie se ha rasgado las vestiduras" porque la alcaldesa, Ángeles Muñoz (PP), haya "validado" como jefe de Planeamiento al funcionario Federico Guardabrazos, para el que la Fiscalía ha pedido dos años de prisión por un presunto delito cometido durante el desempeño de su actividad laboral privada.

La regidora aseguró que si Roca tiene la "desfachatez" de solicitar su puesto en el Ayuntamiento se le despediría "de manera inmediata". El portavoz del equipo de gobierno, Félix Romero, tampoco tardó en replicar que el ex asesor de Urbanismo tiene "el mismo derecho a solicitar su reincorporación que el Ayuntamiento a reconsiderarla", y adelantó que responderán a esta petición con medidas ajustadas a derecho. "No nos produce ningún resquemor el anuncio de Roca, lo que sí nos asusta es que pueda sustraerse de la acción de la justicia y que utilice para ello los bienes que no le han sido encontrados", continuó Romero.

El ex asesor de Urbanismo explicó que la fianza de un millón de euros impuesta por el instructor del caso, Óscar Pérez, pudo ser reunida gracias a las donaciones realizadas por una veintena de amigos y familiares. Consciente de que sus propiedades y sociedades están intervenidas judicialmente, apuntó que las personas que han colaborado a la hora de reunir el dinero tendrán que esperar "bastante tiempo" para que se lo pueda "devolver".

Roca, que pasó su primera noche en libertad en el apartamento que posee en el lujoso edificio Poseidón, dijo que no encontraba palabras para explicar la sensación que tuvo al regresar a su hogar con su familia después de haber permanecido dos años en la cárcel. En cuanto a cómo afronta los próximos días, el presunto cerebro de la trama corrupta, procesado por los delitos de blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública, cohecho, tráfico de influencias, alteración de precios en concursos y subastas públicas, malversación de caudales, y contra la fauna y flora, entre otros, aclaró que los pasará en Marbella junto a sus abogados preparando su defensa.

Sin embargo, la semana que viene tiene previsto viajar a Murcia para visitar el cementerio donde descansan sus padres, y a Madrid. Estos desplazamientos por la geografía española deberán ser comunicados en el Juzgado de Instrucción número 5, tal y como ha estipulado el magistrado en el auto que le concedía la excarcelación. Además, como debe comparecer a diario en las dependencias judiciales para evitar el posible riesgo de fuga, el ex asesor de Urbanismo deberá enviar un fax al juzgado de Marbella comunicándole dónde firmará cuando abandone su ciudad de residencia .

Pero ayer dejó entrever que no piensa quedarse de brazos cruzados con sus negocios, bloqueados desde hace dos años por orden del instructor del caso. "Estamos a la espera de un informe del administrador judicial para conocer la situación real de mis sociedades, ya que no estoy muy de acuerdo con algunas actuaciones realizadas por el primer administrador que puso el juez", confesó Roca.

Por otra parte, criticó a los actuales responsables del Ayuntamiento marbellí porque están apoyando la concentración que mañana se celebrará en el municipio contra su puesta en libertad, cuando "en los últimos 15 días han ingresado en la cárcel dos alcaldes del PP por delitos de corrupción". También lamentó que los informes policiales de la investigación realizasen "afirmaciones contundentes" contra su persona, que "no son verdad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios