Roca cree que está en su derecho de reincorporarse a su puesto de trabajo

  • El ex asesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella pide "coherencia" a los partidos políticos

Comentarios 13

Roca, que se ha presentado en los Juzgados de Marbella para cumplir con la obligación de firmar diariamente en sede judicial impuesta por el instructor del caso, ha explicado a los periodistas que su fianza ha sido reunida gracias a las aportaciones de una veintena de amigos.

El ex asesor urbanístico ha afirmado que deberá pedirle a las personas que le han ayudado a reunir la fianza que "se olviden durante un tiempo" de la misma, dado que no cree que a través de una resolución judicial le devuelvan pronto ese dinero, aunque ha mostrado su confianza de que se modifiquen y suavicen las medidas cautelares.

En relación con la manifestación prevista para el jueves, organizada por las asociaciones de vecinos de Marbella y secundada por las formaciones políticas, Roca ha indicado que se trata de un "derecho fundamental", aunque ha pedido "coherencia" a los partidos.

En este sentido, ha recordado que el PP cuenta también con alcaldesa y concejales imputados en causas judiciales por corrupción.

Sobre la posibilidad de reincorporarse a su puesto de trabajo en el Ayuntamiento marbellí, el presunto cerebro de la trama de corrupción municipal investigada en el Caso Malaya ha manifestado que "es un derecho que tengo" y ha destacado en este sentido que no ha sido condenado.

"No lo he sopesado, pero si lo sopeso y decido hacerlo estoy en mi derecho", ha señalado el ex asesor urbanístico, que ha reiterado que la salida de la cárcel le permitirá trabajar para demostrar su inocencia.

Juan Antonio Roca abandonó el lunes por la tarde la prisión de Albolte (Granada) después de que su entorno abonara la fianza de un millón de euros que había fijado el 27 de marzo el juez del Caso Malaya, Óscar Pérez, para su puesta en libertad.

A su salida del centro penitenciario, Roca afirmó que lo más importante que debe hacer ahora es demostrar su inocencia tras una instrucción "cargada de irregularidades" y acusaciones "gratuitas".

Roca aseguró que el Caso Malaya, del que es el principal procesado, se ha caracterizado por su "desproporcionalidad", como si se hubiera pretendido "lograr el Guinnes".

Ante la veintena de medios que aguardaban su salida, reconoció que "algunas de las acusaciones son falsas, otras no" y anunció que ahora se conocerá su versión después de dos años en las que "sólo se ha filtrado la de la Policía y la de la Fiscalía".

Aseveró que se le han denegado "sistemáticamente" todas las diligencias de pruebas que ha solicitado, por lo que calificó de "totalmente parcial" la instrucción del caso, de la que criticó que "el 50 por ciento del tiempo estuviese bajo secreto de sumario", lo que ha contribuido a que esté "cargada de irregularidades y con vicios de derecho muy importantes".

Roca, al que el juez considera como el presunto cerebro de la trama de corrupción investigada en el Caso Malaya, ingresó el 31 de marzo de 2006, en el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre (Málaga), donde permaneció hasta el 6 de octubre del mismo año, fecha en la que fue trasladado a la cárcel de Albolote.

El magistrado imputa a Roca los delitos de blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública, cohecho, tráfico de influencias, alteración de precios en concursos y subastas públicas, malversación de caudales y contra la flora y fauna, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios