Salud salva in extremis la crisis por la falta de ginecólogos en el Poniente de Almería

  • La Delegación incorporará a una facultativa en plantilla y otros tres se sumarán a las guardias

La crisis por la falta de ginecólogos debido a la excedencia que tenían previsto tomar ayer cinco de los nueve facultativos en el hospital Poniente de El Ejido fue ayer salvada tras un acuerdo entre la Delegación provincial de Salud y la dirección del centro.

Los cinco médicos solicitaron el pasado mes de diciembre excedencias voluntarias, por la imposibilidad de llevar a cabo su trabajo correctamente debido a la falta de personal y al deterioro del servicio. Sin embargo, tras la reunión conjunta continuarán desempeñando su trabajo.

El delegado, Manuel Lucas, aseguró ayer que el hospital "contará a partir de hoy con una ginecóloga más en plantilla, que se incorpora de una excedencia, además de con tres médicos que vendrán desde el Complejo Hospitario Torrecárdenas [de la capital almeriense] a hacer las guardias al Poniente". "Este último asunto era la principal problemática que planteaban los médicos por resultar incompatibles las guardias con la vida familiar, y ya se va a solventar", señaló Lucas.

El hospital de El Ejido contará con nueve especialistas que estarán al frente del servicio de Ginecología y Obstetricia de esta zona, en la que se estima que se puede atender a una población de alrededor de 250.000 personas. No obstante, tanto Manuel Lucas como el gerente del centro, Antonio Linares, establecieron el número ideal de personal en plantilla en catorce, pero será una medida que se establecerá progresivamente.

El conflicto del Hospital de Poniente llegó a originar una lista de espera para revisiones ginecológicas de más de 3.000 mujeres y que comenzará a agilizarse a partir de ahora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios