Málaga

El Estado paga 90.000 euros a un minusválido que pasó dos años en la cárcel por error

  • El joven fue acusado de haber matado en abril de 2001 a golpes y mordiscos al compañero de un centro para deficientes en Marbella

Comentarios 1

El Estado ha pagado una indemnización de 90.000 euros a los tutores de un joven malagueño minusválido psíquico y físico que pasó casi dos años en prisión preventiva acusado de haber matado en abril de 2001 a golpes y mordiscos al compañero de un centro para deficientes en Marbella.

La familia del joven ya ha cobrado la indemnización fijada por la Audiencia Nacional, que asciende a más de 103.000 euros con los intereses legales, ha informado hoy su abogado, Miguel Ángel López Linares.

El letrado ha mostrado su satisfacción por la sentencia, que fue dictada hace cuatro meses, tras un "largo" procedimiento, ya que inicialmente el Ministerio de Justicia denegó la reclamación económica solicitada por la familia.

El joven, A.G., que entonces tenía 25 años pero una edad mental de un niño de tres, fue detenido como autor del homicidio e ingresó en la cárcel psiquiátrica de Sevilla, y dos años más tarde fue declarado inocente por un jurado que consideró que la grave incapacidad física del joven hacía imposible que hubiera cometido tal agresión.

Tras ser absuelto, la familia del joven decidió reclamar al Estado por el error judicial una indemnización de 150.000 euros, que fue rechazada en 2005 por el Ministerio de Justicia, al no observar error judicial, según adelanta hoy el diario SUR de Málaga.

La defensa de la familia recurrió ante la sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, que sí ha considerado que se produjo un error con A.G., quien pasó veintidós meses en la cárcel, y ha aprobado indemnizarle por los daños ocasionados por la privación de libertad y por la pérdida de habilidades que había adquirido durante su estancia en un centro especializado.

El suceso por el que fue encarcelado ocurrió el 6 de abril de 2001 en la residencia para deficientes mentales de Aspandem, en el núcleo marbellí de San Pedro de Alcántara.

La víctima, de 39 años y que padecía síndrome de Down con deficiencia mental severa, fue hallada malherida en su habitación y falleció poco después, señala el periódico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios