Huelva

La familia de Mari Luz cree que los raptores se llevaron por error a la niña

  • Más de 400 personas se movilizan en Córdoba para pedir la liberación de la pequeña onubense · Un experto respalda las sospechas de la familia porque "Mari Luz no llevaba escrito el nombre en la frente

Comentarios 11

La hipótesis de que la desaparición de la pequeña Mari Luz (hoy se cumplen 19 días desde que fue arrancada de su casa de El Torrejón) responde a un secuestro no sólo ha tomado peso esta semana, a raíz precisamente del testigo clave localizado por este diario, sino que además la familia de la niña comienza a barajar opciones sobre el motivo del mismo. Ayer, cuando los apoyos al entorno más cercano de Mari Luz llegaban desde Córdoba, su abuelo, Juan Cortés, apuntaba que en esta más que incomprensible desaparición podría haberse cometido por un error de los raptores. "Puede que se trate de un secuestro por equivocación y ahora se vean con que eso le quema. Si son valientes y se han equivocado -insiste-, que la suelten ya, que no va a ir ni Policía ni nada, sólo queremos a la niña".

La familia sigue asegurando que no tiene sospechosos. "Ése es el rompedero de cabeza que tenemos toda la familia", afirma Cortés.

Aunque los investigadores guardan con celo las hipótesis que manejan sobre los motivos del rapto (todos los frentes continúan abiertos), en tanto se empeñan en localizar nuevos testigos que aporten más datos para sumarlos a los que tienen en sus manos, una voz experta de la Policía Nacional, Juan Antonio O'Donnell, inspector jefe en segunda actividad desde hace dos años, da peso también a esta teoría de la víctima equivocada. O'Donnell considera que las miradas deben dirigirse a familias de niñas de la misma edad que Mari Luz en el entorno de El Torrejón. "La niña no llevaba escrito en la frente su nombre y apellidos", matiza, cuando -según el único testigo que ha hablado hasta el momento- un hombre la introdujo en una furgoneta en la que se encontraban otros dos individuos y huyeron por la Avenida de las Flores a gran velocidad. Aunque en Andalucía, subraya el inspector de la Policía Nacional en la reserva, no se conoce la actuación de redes organizadas dedicadas al secuestro de menores, hay, en cambio, numerosos casos de secuestros express (suelen durar horas) entre bandas rivales generalmente metidas en el tráfico de drogas cuando se produce alguna diferencia entre ambas.

Este tipo de secuestros ni siquiera llega a ser denunciado ante la Policía y acaba, según O'Ddonell cuando la familia de la víctima satisface las exigencias. "La Policía Nacional ha liberado a muchas personas en esta situación aunque ni las víctimas ni sus familias tenían interés alguno que en entrásemos en el asunto", asegura.

Al excluir a la familia Cortés- Suárez de este perfil, "cabe la posibilidad de que se hayan podido llevar a Mari Luz creyendo que era hija de otra familia" mientras en el barrio de El Torrejón, "con un perfil delicuencial alto, impera la ley del silencio" por parte de todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios