La fiscal defiende que no pidiera prisión a un abusador que se fugó

  • Asegura que no había riesgo de fuga cuando se valoró su posible encarcelamiento preventivo

La fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, defendió ayer la intervención de la Fiscalía hispalense en el caso de un individuo acusado de agredir sexualmente de una niña, al que no se pidió su ingreso en prisión sin fianza y que lleva más de un año fugado de la Justicia. La Fiscalía hispalense hizo público un comunicado en el que explicaba que tras la detención del sospechoso en junio de 2005, el Ministerio Público solicitó una fianza de 24.000 euros por entender que "existían testimonios periféricos contradictorios y que la prestación de la fianza garantizaba suficientemente su presencia, de forma conjunta con una medida de alejamiento de la población".

La Fiscalía recuerda que el sospechoso, F. N., carecía de antecedentes penales y también destacó que la acusación particular que ejercían los padres de la menor no recurrió la libertad provisional.

Un año y medio después del inicio del proceso, en noviembre de 2006, los padres pidieron el encarcelamiento preventivo del agresor y la Fiscalía se opuso a esta medida porque, a juicio del Ministerio Público, no existían indicios de riesgo de fuga, destrucción de pruebas o riesgo de reiteración de hechos similares. "Llevaba a disposición del juzgado más de un año, había colaborado en la investigación y carecía de antecedentes", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios