Las casas ilegales de Alcaucín ocupan la superficie de 34 campos de fútbol

  • El municipio está inmerso actualmente en la adaptación provisional de sus normas subsidiarias · El alcalde se ocupaba directamente del Urbanismo

Comentarios 1

El alcalde Alcaucín, José Manuel Martín Alba (PSOE), detenido en la operación que ha destapado la última trama de corrupción urbanística en la comarca malagueña de la Axarquía, pretendía hacer urbanizable los 345.825 metros cuadrados de suelo rústico sobre el que se han levantado las construcciones ilegales durante los últimos años. A esta superficie, similar a la de 34 campos de fútbol, habría que sumar los ensanches propuestos en el casco urbano de los dos núcleos de población del municipio, el de Alcaucín y el de Puente Don Manuel. Suponen decenas de miles de metros adicionales de suelo urbano. El planteamiento se ha incluido en la adaptación provisional de las normas subsidiarias de la localidad, que debía recibir el visto bueno de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio.

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA-Ecologistas), que en la última década ha presentado cerca de un centenar de denuncias por presuntas irregularidades urbanísticas en Alcaucín, ha alegado contra la propuesta. También se opone a otra pretensión del equipo de gobierno local de mantener la "desfasada" figura que ha permitido la expansión de los diseminados en la Axarquía: una vivienda vinculada a fines agrícolas.

En el suelo que se pretendía reconvertir en urbanizable el alcalde incluye una urbanización situada al norte del municipio, conocida como Carrión, donde el grupo ecologista ha detectado la existencia de más de 60 viviendas residenciales con piscina. También se pretendía catalogar de esta manera fincas con "fuertes pendientes". GENA, tras un estudio exhaustivo de la cartografía y fotos aéreas, ha podido determinar la existencia de 1.420 viviendas sobre suelo rústico en Alcaucín, frente a las 356 que existían en 1991, año en que Martín Alba accedió a la Alcaldía. El regidor, arrestado por presunta corrupción urbanística, se ocupaba "directamente" de los asuntos urbanísticos, pese a la designación de una concejal para esta materia, María Ángeles Murillo.

Los detenidos el pasado viernes pasarán a disposición judicial hoy, día en que se cumple el plazo de 72 horas que marca la ley. De los 13 arrestados, una mujer quedó en libertad sin cargos el sábado tras declarar ante la Guardia Civil. Se trata de la secretaria del adjunto al jefe de Arquitectura de la Diputación Provincial, José Francisco Mora Lampérez. Otra de las arrestadas, la hija de uno de los empresarios, quedó ayer en libertad, aunque ha sido citada a declarar hoy en el juzgado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios