Griñán festeja la mayoría de izquierda que "frena" al PP

  • El líder socialista saca pecho tras burlar a las encuestas y avanza un gobierno "que preserve los derechos de los andaluces".

Comentarios 53

Todo el mundo estaba preparado para un funeral, pero se acabó celebrando una fiesta. En el cuartel general del PSOE-A durante la noche electoral, en el bien llamado Hotel Renacimiento de La Cartuja, los socialistas festejaron su resurrección. De derrota en derrota hasta la victoria final. Porque aunque ganó el PP de Javier Arenas, el gran triunfador del 25-M fue el presidente andaluz y candidato socialista, un José Antonio Griñán que sale reforzado como uno de los grandes líderes de su partido. Eufórico, Griñán no dejaba de recordarle a quien se cruzara en su camino que sus sensaciones en una campaña en la que siempre creyó en la remontada frente a unas encuestas de las que ayer se reía "no eran optimismo". Una de sus primeras declaraciones fue de hecho para parafrasear las de su antecesor en 1996, un Manuel Chaves que sorpresivamente le acompañó en el escrutinio: "Le hemos vuelto a dar la vuelta a las encuestas".

Jaleado por decenas de militantes y rodeado por gran parte de sus consejeros del Gobierno andaluz, Griñán consideró, tras felicitar a Arenas por su victoria, que el resultado implica, no obstante, que en Andalucía "hay una mayoría de votos que quieren que se defienda el modelo social y la igualdad de oportunidades". "Más del 50% ha votado a la izquierda, y todos los políticos tenemos que ser realistas y leales con la realidad", manifestó el candidato, que por el momento se negó a hablar de pactos con IU pero insistió mucho en la importancia de constituir un gobierno "estable" que afronte los problemas y los desafíos que tiene por delante la comunidad. Aunque reconoció haber hablado también por teléfono -como con Arenas- con Diego Valderas, al que felicitó por los buenos resultados de su formación, Griñán afirmó que ninguna de las tres fuerzas políticas con representación parlamentaria debe "excluir ni autoexcluirse". Pero si bien admitió la "importante posición política" del PP, interpretó que la orientación del voto supone que "la izquierda ha frenado a la derecha en Andalucía". Pese a su prudencia, puso pose de presidente: "Vamos a poner todo el esfuerzo para que Andalucía salga pronto de la crisis y podamos crecer y crear empleo preservando los derechos de los andaluces".

"No voy a tener que hacer las maletas", fue otro de los comentarios jocosos del líder socialista, con el que todos querían hacerse fotos anoche, al que se vio más acompañado que nunca tras una campaña en la que en ocasiones se le vio muy solo. Griñán agradeció el "gran respaldo" dado a su partido en unas circunstancias económicas y sociales "muy difíciles" y subrayó que el PSOE ha recuperado "buena parte" de la confianza perdida el 20-N. Tras una primera mención emocionada al desaparecido Alfonso Perales, citó, uno a uno, a los secretarios provinciales. Tuvo un especial reconocimiento para el de Málaga, Miguel Ángel Heredia, por un resultado "particularmente bueno", y para Manuel Gracia y los militantes de Sevilla: "Sevilla nunca nos ha fallado, y en esta ocasión, tampoco".

"Los militantes del PSOE han hecho una campaña extraordinaria y se han entregado sin reservas. Han vuelto a demostrar que este partido es increíble, que nunca se arruga en los momentos difíciles. Por eso tiene tantos años", señaló exultante.

Etiquetas

más noticias de ELECCIONES ANDALUZAS 2012 Ir a la sección Elecciones Andaluzas 2012 »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios