Las autonómicas más generales

  • l El PSOE acude al símil de la aldea de Astérix en unos comicios que plantea como un plebiscito a Rajoyl Griñán le dice a IU que pactará siempre que no se endeude por encima de su capacidad financieral La Junta Electoral obliga a retirar el vídeo de la reforma laboral del Gobierno y censura a Canal Sur

Comentarios 2

LA idea debe relatarse ahora: se le ocurrió al candidato socialista, José Antonio Griñán, antes de decidir que las elecciones autonómicas del próximo domingo no coincidirían con las generales que Zapatero convocó y perdió, en el rostro de Alfredo Pérez Rubalcaba, el pasado 20 de noviembre. José Antonio Carrizosa, director de Diario de Sevilla, ya lo adelantó en este periódico el 26 de diciembre de 2010 bajo el premonitorio título de La estrategia de Astérix. Griñán preveía una victoria del PP en España y en muchas comunidades, así que Andalucía se convertiría en la aldea gala, un cercado rodeado de legiones romanas -en este caso, de gobiernos populares-, que recortaban y recortaban. El PSOE materializó ayer la idea de su presidente en un vídeo de un minuto y 25 segundos, donde un estandarte romano con la gaviota del PP cae sobre las tierras agrietadas de la Península Ibérica: "En el año 2012, gracias a cuatro año de crisis financiera mundial, casi toda España está ocupada por gobiernos del PP". ¿Todas? No, falta Andalucía, y el vídeo muestra a un Rajoy emperador que sube impuestos y abarata el despido, a una De Cospedal que se empeña en ir contra las viudas, a una Esperanza Aguirre que privatiza colegios y hospitales.... Y a un Arenas, como un cónsul del Imperio, que es, finalmente, derrotado por los galos. Se supone que por las tribus de Griñán que, sin embargo, no son dibujados en el vídeo.

Pues sí, el PSOE ha concebido estas elecciones autonómicas como una suerte de plebiscito a Rajoy y a las políticas del PP en las comunidades autónomas. Son las elecciones andaluzas solitarias más generales que se hayan visto nunca.

El PSOE incurre, sin embargo, en un serio riesgo con esta apuesta, que ya se vio con motivo de las elecciones generales: fue en Cataluña y en Castilla-La Mancha, donde más recortes se habían aplicado, donde más subieron los partidos gobernantes, CiU y PP, respectivamente, como si el votante premiase a los Ejecutivos reformadores con independencia de los efectos que estos cambios traían a corto plazo. La reforma laboral, que vino después, y la defensa que el PSOE está realizando de la sanidad y educación pública andaluza refuerzan esta apuesta electoral que se saldará dentro de dos días.

Estos son los instrumentos que los socialistas están blandiendo en este final de campaña contra la amplia ventaja que el PP de Javier Arenas le saca en las encuestas, un Arenas que, ayer en Jaén, se presentó como un presidente "independiente", que no se debe a ningún sector económico ni grupo de presión ni a medio de comunicación. Y a los socialistas y a su aldea gala les llamó "mercaderes del miedo". Alea iacta est, que dirían los romanos: el dado ya se ha soltado, y sólo habrá que esperar a conocer los resultados del domingo para saber si Arenas, finalmente, consigue los 55 escaños necesarios para gobernar.

Griñán se refirió ayer por vez primera al pacto con IU, la única opción que le quedaría para gobernar. En un acto en Montilla -uno de los cinco que tuvo entre Córdoba y Jaén-, el presidente de la Junta mantuvo que su condición para el acuerdo es un programa realista que no dispare el endeudamiento, y es que ya se sabe que los gobiernos de coalición tienden a desdoblarse, con el consiguiente gasto, y que IU piensa que casi todos los problemas económicos se arreglan con las arcas del Estado.

Y si el PSOE trata de convertir las autonómicas en un plebiscito a Rajoy con lo de idea fuerza de la aldea gala, Arenas parece haber tirado de otra de las obras cumbres de Uderzo y Goscinni, La residencia de los dioses, para argumentar su campaña. Menos gasto y alternancia después de 30 años de gobiernos socialistas. Los populares cuentan con una campaña bifronte: por un lado, la del cambio, y de otro, las denuncias del caso de los ERE, que a lo largo de estos días ha dejado dos encarcelamientos. El líder del PP prometió ayer la austeridad de las administraciones, diálogo con las fuerzas sociales y aplicación "gradual de reformas profundas" en un encuentro que mantuvo con empresarios en Jaén .

El Gobierno central, no sólo consciente de las elecciones andaluzas, sino de la huelga general del jueves próximo, puso en circulación el miércoles un vídeo sobre la reforma laboral que ayer tuvo que retirar por orden de la Junta Electoral Central. El mensaje, que es "una reforma para el empleo", ha enfadado a los sindicatos UGT y CCOO, porque se da a entender que se ha aprobado con su diálogo, pero han sido IU y PSOE en Asturias y Andalucía quienes lo llevaron ante la junta al entender que el Ministerio de Empleo no puede sufragar con dinero público unos anuncios sobre su gestión en campaña electoral tal como prevé la ley orgánica general que regula los comicios. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, que podrá a emitir de nuevo el vídeo después de las elecciones, contestó al PSOE que haga "el vídeo de 30 años de escándalos, corrupción y fraude con los andaluces". Pero no fue la única actuación de la Junta Electoral Central. A Canal Sur Televisión le volvió a recriminar, ésta vez porque en el debate entre Griñán y Valderas no se leyese e informase de las razones que Arenas argumentó para no acudir al encuentro, que era la falta de neutralidad del ente, y la Junta Electoral de Andalucía le ha impuesto una multa de 601 euros al consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, por haber asistido a unas jornadas en Cádiz al entender que era una inauguración donde se vendió la gestión de la Junta.

Rajoy, con Arenas, y Rubalcaba, con Griñán, cierran hoy en Sevilla: las autonómicas más generales.

más noticias de ELECCIONES ANDALUZAS 2012 Ir a la sección Elecciones Andaluzas 2012 »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios