"O el cambio o el inmovilismo suicida; no hay más opciones"

  • Arenas expone las bases de su 'reformismo del sur', dice que pymes y autónomos son "la gran clase media andaluza" y ve al PP como "la esperanza de los parados"

Comentarios 0

El electorado andaluz sólo tiene dos opciones en su cita ante las urnas del próximo día 25: "O el cambio político o el inmovilismo suicida". Esa es al menos la opinión de Javier Arenas, candidato del PP a la Presidencia de la Junta, que ayer volvió a ondear la bandera del reformismo del sur.

En la provincia de Almería, donde participó en tres actos diferentes (en Viator, en la capital almeriense y en El Ejido), Arenas expuso una relación de ocho reformas cuya aplicación tendría por objetivo "mantener el empleo" en esta comunidad autónoma. De ellas, la más importante sigue pensando que es la reforma educativa "para contar con una educación pública de calidad", aunque también abogó por aplicar modificaciones sustanciales en materias como la ordenación del territorio (derogando el POTA y poniendo los planes territoriales "al servicio de los ciudadanos y no al revés"), el sistema fiscal (bajando los impuestos y suprimiendo el impuesto de sucesiones y donaciones) o la Justicia, "para acabar con la inseguridad actual". Del mismo modo, el candidato del PP se mostró partidario de llevar a cabo una reforma de la Administración que incluiría lo que él denomina "la segunda descentralización local", otra reforma presupuestaria que fije el techo del gasto de las administraciones, otra de la sanidad, despolitizándola y situando la red de atención primaria como prioridad, y también una reforma de las políticas de empleo "para acabar con el amiguismo".

Considera el aspirante del PP a presidir la Junta que el debate en la presente campaña electoral "no está centrado entre la izquierda o la derecha". Bien al contrario, entiende que lo que los andaluces están dilucidando es "si apostar por los que nos arruinan la economía y nos generan más paro o por los que pueden salvar a esta tierra", en referencia a su propio partido.

En su visita a la Panificadora Hidalgo de Viator, Arenas dijo que las pymes y autónomos de la comunidad son "la gran clase media andaluza" y las situó como piezas esenciales para impulsar la creación de empleo en la comunidad, en especial en los campos del turismo, los servicios y la industria agroalimentaria.

Fue ayer un día en el que Javier Arenas repitió que no es partidario del copago y en el que anticipó que entre sus primeras medidas estaría reducir en un 20% las aportaciones de la Junta a los partidos y a los agentes sociales y que con los recortes de gastos previstos confía en poder ahorrar hasta 1.000 millones de euros en el primer año de gobierno.

"La austeridad al poder", clamó anoche en el mitin de El Ejido. Y en ese acto público mostró su confianza en que a finales de este año haya ya "otro ambiente" para las inversiones y el consumo.

Y cuando la campaña está a punto de cruzar su ecuador, el candidato del PP animó a la militancia de su partido a echar el resto de aquí a la cita de las urnas. "Estoy convencido de que las elecciones no están ganadas, pero también estoy convencido de que las vamos a ganar".

Etiquetas

más noticias de ELECCIONES ANDALUZAS 2012 Ir a la sección Elecciones Andaluzas 2012 »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios