La leyenda de la familia de los fallecidos comienza en Albox

El primer homicidio que se les conoce es de 1925 por apuñalar a un vendedor ambulante

J. Ángel Pérez · M. J. U. / Almería | Actualizado 19.03.2009 - 01:00
Share
Los Pertolos o Petrolos es un apodo que procede del hecho de que muchos de los miembros de este grupo tiene nombres compuestos, con Petrolino como fijo. Tradicionalmente se le ha conocido por su enfrentamiento con otro clan, el de Los Franceses, a quienes les unieron lazos de sangre.

Toda esta historia negra de muertes violentas de la familia de Los Pertolos tiene un inicio en la mañana del 20 de abril de 1925, en Albox. Una discusión sobre la ubicación de un puesto de venta ambulante derivó en un enfrentamiento verbal entre Sotero Cortes Contreras y Juan Rodríguez Santiago, alias El Pertolo. Eran dos personas que se conocían entre sí, aunque se hallaban distanciados por viejas rencillas. La discusión fue cada vez mas violenta y de las palabras pasaron a las manos.

Un guardia municipal encargado de la vigilancia de los mercadillos tuvo que mediar para separar a los enemistados vendedores y restablecer el orden. Cuando el agente se llevaba del brazo a Sotero Cortés para sacarle de la calle, El Pertolo se acercó a ellos sigilosamente y por la espalda, y le asestándole a Cortes una puñalada que le ocasionó la muerte.

Este es al menos el primer dato donde un miembro de este clan se ve inmerso en un homicidio. En los últimos años, la Guardia Civil ha tenido constancia de las aventuras de este popular clan delictivo en la provincia de Almería. Tanto es así que, según relataron en sus crónicas tanto la agencia EFE como Europa Press, el clan de etnia gitana cuenta con antecedentes por extorsión a empresarios ya que la Audiencia Provincial de Almería condenó el pasado año a dos de sus miembros a cuatro años de prisión por extorsionar en 2004 a un empresario británico afincado en Arboleas.

Otro miembro de esta familia ha sido además condenado por el Tribunal Supremo por participar en un tiroteo en el que un tío suyo murió, mientras que otros dos de sus familiares resultaron heridos, en 2003 en Albox.

Según ha podido saber El Almería, el presunto cabecilla del clan que falleció ayer, Juan Petrolino R. T. de 52 años, se encontraba en la actualidad en busca y captura, pues gozaba de un tercer grado en la prisión y se desconocía su paradero.
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Foto: R. González

Pie de foto

Ilusión a prueba de seis años y con vocación de permanencia

Los Premios Aniversario Diario de Almería reconocen el trabajo por el desarrollo de la provincia Desde su nacimiento el crecimiento de la cabecera ha sido constante y firme

PUBLICIDAD