1960-2010: 50 años de la Policía en Almería

De la calle Arapiles a Alcalde Muñoz y a la actual comisaría. Muchos han sido los responsables de una historia comprometida con la seguridad de los almerienses

José Ángel Pérez | Actualizado 04.01.2011 - 10:04
zoom
Share
En el año 1960, la Comisaría de Policía de Almería se encontraba en los sótanos del edificio del Gobierno Civil de la calle Arapiles y el cuartel de la Policía Armada en la calle Alcalde Muñoz. En el año 1947 y durante la posguerra, la Comisaría tuvo su sede en la rambla de Obispo Orberá junto al Teatro Apolo, siendo entonces su comisario jefe José López Uroz y anteriormente, durante la contienda civil se encontraba en las dependencias del Gobierno Civil en la calle de Javier Sanz. Por su parte el cuartel de la Policía Armada estaba situado en la actual plaza de la Administración Vieja desde hace varios años sede de la UNED. En esas fechas su capitán jefe fue Eladio Fernández Nieto. Durante los años 1956 y 1957 estas instalaciones pasaron a ser sede del Frente de Juventudes y la Policía Armada fue trasladada a finales de esta década a la calle de Alcalde Muñoz.

Centrándonos en los años sesenta, la Policía Armada de Almería se encontraba encuadrada en la 91º Circunscripción, Novena Bandera, Tercera Compañía. Al final de la década de los años 50, su responsable fue el capitán Juan Larrosa. Le sustituyó en el mando, Ángel Aparicio Pérez, hasta producirse su relevo en abril de 1967, año en que su responsable fue el capitán Manuel Valverde San Juan que procedía del cuartel de la Policía Armada de Barcelona. El 12 de agosto de 1968 fue designado jefe de la Policía Armada Federico Delgado Rodríguez, capitán de infantería quien estuvo al frente del cuartel hasta febrero de 1974.

A mediados de 1974 llegó destinado a la provincia el capitán Juan Azorín Maya y durante su permanencia se produjo su ascenso a comandante coincidiendo con la desaparición de la Policía Armada y la creación de la Policía Nacional.

Juan Azorín, decidió regresar al Ejército renunciando a ser comisario- cargo que le correspondía tras esta fusión-, por lo que una vez incorporado a la milicia fue destinado a las Islas Canarias al mando de un Batallón.

En el año 1979 fue nombrado responsable de la Policía Nacional en Almería, el comandante Alberto Tirado Núñez cerrándose el ciclo en 1986 con el capitán Juan Morales Muñoz, año de la creación del Cuerpo Nacional de Policía.

La Comisaría de Policía, ya en el año 1963 estaba al frente de la de Almería el comisario Luis Murillo Pastrana. La plantilla de inspectores y subcomisarios rondaba la treintena en el número de efectivos. La sede se encontraba en los sótanos y primera planta del gobierno Civil en la calle Arapiles.

A Luis Murillo Pastrana le sucedió en el cargo, José Ayala Toscano. Este nuevo comisario procedía de Tenerife y había ocupado diversos cargos de relevancia policial en las Islas Canarias. Se creó la Unidad de Información. Este grupo en la década de los años cincuenta y sesenta lo componían entre tres y cuatro agentes siendo algunos de sus máximos responsables Blanco Estorillo y Enrique Ruiz.

Entre finales de los sesenta e inicio de los setenta, tuvo diversos inquilinos, algunos de fugaz paso y de forma interina en comisión de servicio. Un año estuvo en la sede de Arapiles, el comisario Francisco Fernández Arango. Este agente procedía de Algeciras y estaba estrechamente vinculado con los círculos militares de la capital. Tras ser destinado a la Comisaría de Marbella, dos años más tarde se jubiló. A Fernández Arango, en 1977 le sustituyó Julio Aragón que era psicólogo y se le conocía cariñosamente entre sus compañeros por 'El Pipa', dado su costumbre de fumar en cachimba.

En los últimos años setenta, la Comisaría almeriense estuvo dirigida por José Guirao López. Considerado por sus compañeros como un buen profesional y mejor persona. La primera acta que recoge el nacimiento fundacional de un sindicato policial en Almería tuvo lugar el 3 de diciembre de 1977. De los cuarenta y dos funcionarios del Cuerpo General de Policía, treinta y cinco asistieron a este acto celebrado en el salón de orden publico de la Comisaría de la calle Arapiles. El Cuerpo General de Policía pasó a ser Cuerpo Superior de Policía, y a la Policía Armada se le denominó Policía Nacional, manteniéndose en ésta sus estructuras y organización de carácter castrense.

Con la llegada del PSOE al poder se andaron los primeros pasos para la unificación de los dos Cuerpos de la 'Policía Gubernativa'. Se trataba de hacer la mayor reforma de la Policía de toda su historia, y que requirió posteriormente, un periodo considerable de tiempo de adaptación. Aquí en Almería la situación del cambio se fue notando paulatinamente, ampliándose la plantilla, más medios técnicos y vehículos y hacer realidad una vieja aspiración, como era la construcción de una nueva Comisaría en la capital y la creación de la Comisaría de Policía de El Ejido-Dalias. La comisaría ejidense se inauguró en el año 1979 siendo Gobernador Civil José María Bances Álvarez. El primer mando de El Ejido, fue el inspector jefe Luis Vinuesa Juliá procedente de la Jefatura Superior de Granada. Durante cierto tiempo fueron varios los inspectores jefes que han dirigido la comisaría local ejidense, algunos de ellos como interinos o con carácter accidental. Entre otros inspectores de la primera etapa se encontraban Francisco Palma Pimentel, también procedente de Granada, que sustituyó a Luis Vinuesa y Antonio Fernández Rubiñon que tomó posesión el 25 de septiembre de 1986, siendo gobernador civil Pedro González Márquez. Al comisario Fernández Rubiñon le sustituyó en el cargo, el inspector José Picassi Rivadeneira. Otro responsable, designado para el cargo fue el inspector jefe José Antonio Ferre, que se mantuvo un par de años al frente de El Ejido. En 1995 fue nombrado Federico Cabello de Alba. Tras su paso por la comisaría local de El Ejido fue ascendido en 1999 a comisario y destinado como jefe a la Brigada Operativa de la Comisaría de Albacete En 2000 fue comisario de Jaén, cargo que desempeñó hasta 2003 siendo destinado a la Jefatura de Córdoba donde permaneció hasta abril de 2007. En Septiembre de 1999, el comisario Martín designó a Ángel Fernández como responsable jefe de la comisaría ejidense, cargo en que en la actualidad se mantiene.

Los años ochenta se estrenaron con la designación de José Sánchez Gimeno como nuevo responsable de la Comisaría de Almería.

El 12 de diciembre de 1981 fue inaugurada oficialmente la nueva comisaría almeriense. El acto estuvo presidido por el entonces ministro del Interior, Juan José Roson, acompañado del director general de la Policía, José Luis Fernández Dopico. Las obras de la Comisaría- en un principio el edificio estaba diseñado para albergar la delegación de Trafico-se demoraron varios años, después de que estructura cediese y se produjeran una serie de problemas que obligó a su demolición.

Diseñada en ladrillo visto, el inmueble fue ejecutado por el arquitecto Valentín Mora y las obras corrieron a cargo de la empresa 'Construcciones La Asturiana'. El edificó ocupó una superficie de 2.200 metros cuadrados y su altura era de seis plantas sobre el rasante de la calle. Los trabajos de remodelación superaron los treinta y cinco millones de pesetas.

La sala del 091, activada las veinticuatro horas al servicio de los ciudadanos, entró en funcionamiento en paralelo con la nueva comisaría de la avenida del Mediterráneo.

El 091 llegó a Almería como una apuesta personal del entonces gobernador civil de la provincia, José María Bances Álvarez. En 1982 Enrique Mora Morandeira llegó destinado a Almería procedente de Pamplona, donde ejerció como Jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana y permaneció en el cargo hasta el 23 de febrero de 1988. Mora Morandeira estaba estrechamente vinculada a la provincia de Almería y de manera especial con raíces en la localidad de Cantoria, donde su padre fue teniente jefe de línea de la Guardia Civil viviendo allí durante dos años.. Sus abuelos y tíos eran de Tíjola.

El 11 de marzo de 1988, fue nombrado Comisario Jefe de Almería, Antonio Martín González. Procedente de la comisaría almeriense. Nació en la provincia de Granada el 9 de noviembre de 1939 pero toda su vida profesional transcurrió en Almería, Fue el comisario más longevo en el cargo. Se mantuvo al frente de la Policía de Almería hasta 1999. Ingresó en el Cuerpo Superior de Policía en 1963 con el numero dos de su promoción. Su primer y único destino fue Almería donde durante 25 años formó parte de la plantilla almeriense. Estuvo destinado en las brigadas de Investigación Criminal, Información y desde el año 1976 y hasta 1981 fue secretario particular de los gobernadores Roberto García Calvo y José María Bances Álvarez.

La festividad de los Santos Ángeles Custodios de 1996, tuvo como uno de los grandes protagonistas el homenaje de los funcionarios de Policía al Comisario Antonio Hita Herrera. Una institución en la Policía de Almería. En ese mismo acto institucional se anuncio, por imperativos de la edad, el pase a la reserva del comisario Martín.

Juan Jesús Peñalver Olmos fue nombrado comisario de Almería en el mes de Noviembre de 1999 y estuvo ocho años hasta 2007, año en que fue designado comisario Jefe Provincial de Málaga. Durante su estancia en Almería vivió momentos de máxima tensión como fueron los sucesos de El Ejido, el encierro de inmigrantes en la iglesia de San José, que duró más de 30 días, otro encierro en la Universidad, avalanchas de pateras, o los Juegos Mediterráneos de Almería 2005, en los que tuvo que coordinar a 2.000 policías para la seguridad.

En el mes de junio de 2007 Custodio Hidalgo Ávila fue designado nuevo comisario jefe. Llevaba unos meses -desde febrero de ese mismo año- destinado en Fuengirola (Málaga) y anteriormente en la Comisaría de Distrito de Málaga, pero anteriormente estuvo muchos años en la Comisaría almeriense, donde entre otros cargos fue jefe del Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial y Secretario General. Ascendió a Comisario en Diciembre de 2006. Nacido en Alcalá la Real en 1950, ingresó en 1971 en el Cuerpo Nacional de Policía y entre sus destinos como inspector figuran Manresa, Madrid, Almería, Málaga y Fuengirola. En 1990, por su labor al frente del Grupo de Estupefaciente le fue concedida la Cruz al Merito policial con distintivo blanco y el 2 de octubre de 1998, siendo jefe de la Unidad Provincial de Policía Judicial fue condecorado con la Cruz al Merito policial con distintivo rojo. Entre sus principales cometidos profesionales destacó su función en la coordinación en materia de seguridad de los Juegos Mediterráneos.
0 comentarios
Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Foto: R. González

Pie de foto

Ilusión a prueba de seis años y con vocación de permanencia

Los Premios Aniversario Diario de Almería reconocen el trabajo por el desarrollo de la provincia Desde su nacimiento el crecimiento de la cabecera ha sido constante y firme

PUBLICIDAD