Opinión

El sudoku de la Feria

José Manuel Bretones | Actualizado 10.08.2013 - 01:00
Share
SI quiere poner en un aprieto a un almeriense, pregúntele qué fiestas locales son las que tocan este año. O cuestiónele sobre el día que empieza la feria de agosto. No hay jeroglífico más complicado en el calendario laboral que adivinar si la festividad local es el Día del Pendón o la festividad de San Juan. Varía tanto como la atmósfera en primavera y,claro, al final el ciudadano se hace un lío. La manía del alcalde de alterar los festivos locales no sólo trasciende ya a las fechas descritas de diciembre y junio, sino que ha convertido los días de feria en otro sudoku, complicado de resolver. Si ya de por sí escasos habitantes de la capital saben que el día de la Virgen del Mar es el sábado anterior al último domingo de agosto, ya se ha encargado el presidente de la Corporación de reducir la feria para complicarlo aún más. Toda la vida, la feria ha durado 222 horas; las comprendidas entre las ocho de la tarde de un viernes hasta las dos de la madrugada de dos lunes más tarde. Éso, hasta ahora. Sin más argumentos que la opinión personal de que la feria era muy larga, el alcalde metió la tijera reduciendo su tiempo en casi un veinte por ciento. Menos días, menos feria del mediodía, menos toros, menos juerga... menos de casi todo. Es evidente que esa reducción de tiempo de fiesta trae consigo que los feriantes den menos vueltas con sus tiovivos o cochecicos de choque, que los chiringuitos del mediodía reduzcan la caja o que las casetas de noche pierdan uno de lo que siempre se ha llamado "de los días fuertes". Amén de ello, el Consistorio almeriense paga menos días por la limpieza extraordinaria del recinto y su seguridad, por el suministro eléctrico de las calles y hay menor actividad lúdica o cultural. Esta sopa de fechas es lo peor que nos puede pasar para consolidar nuestras tradiciones y fiestas patronales. Amén de que el almeriense es poco dado en éso de clamar por lo suyo, si cada año viene marcado por los caprichos del regidor jamás tendremos una identidad consolidada. A Fernando Martínez, siendo alcalde por el PSOE, ya se le ocurrió la brillante ocurrencia de denominar a la feria como la "Del Mediterráneo", pero aquella fugaz idea no cuajó porque era un intento de ocultar que los festejos son "en honor de la Virgen del Mar". Aquello, sinceramente, no me gustó, pero aún me desagradan más los recortes en los días de feria elucubrados por Comendador. Habrá que esperar tiempos mejores y alcaldes con más ganas de aumentar la diversión. Que falta nos hace.
0 comentarios
Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario