Casa y trabajo para repoblar los municipios más pequeños

El proyecto 'GPS Filabres' pretende evitar el despoblamiento en la provincia

C. Aznar / Almería | Actualizado 27.07.2008 - 05:01
Share
La Unidad de Promoción y Desarrollo UPD IV trabaja enérgicamente en los pueblos más pequeños e interiores de la provincia.

Tras varios estudios de población han llegado a la conclusión que las perspectivas actuales de desarrollo de crecimiento de los municipios es muy desigual entre las pueblos costeros y los de interior. De hecho, estos últimos tienen un futuro bastante más negativo ya que posen poca población activa además de insuficientes equipamientos y servicios públicos que fijen la residencia.

Pero por otro lado estas zonas ofrecen una calidad de vida mucho más alta y una tranquilidad y sociedad cercana muy difícil de encontrar hoy en día y que muchas personas buscan.

Por esto, uno de los proyectos que están preparando es GPS Filabres. Consiste en una estrategia de acción contra el despoblamiento en municipios con menos de 500 habitantes, y que principalmente se encuentran en el interior de la provincia.

Esta iniciativa pretende unir vivienda y trabajo como un proyecto de desarrollo y generación de empleo en zonas rurales. GPS Filabres quiere ofrecer casa y trabajo para repoblar los pueblos más deshabitados devolviéndole la vida. Las nuevas tecnologías permiten hoy día trabajar desde cualquier parte del mundo, por lo que en las viviendas que se ofrecerán se insertarán pequeños talleres, oficinas o estudios donde poder desarrollar la labor profesional. De este modos, se ofrece a los habitantes del municipio nuevas ofertas comerciales.

Con este proyecto se quieren ofrecer nuevas oportunidades de empleo y desarrollo, el aumento de demanda de los servicios comunitarios, encauzar la demanda de vivienda en las zonas rurales, y además atraer a profesionales como residente en pueblos del interior.

Otro de los programas puesto en marcha por la UPD es la creación del Taller de Empleo Abla Cultivo Ecológico de Berries. Ante la gran cantidad de cultivos frutales de moras, frambuesas, arándanos y grosellas en la zona de la Alpujarra almeriense se pensó hacer un taller donde los alumnos aprendieran a trabajar con este producto. En el curso se enseñará la elaboración de conservas de estas frutas, pero sobre todo se enseñará un tratamiento adecuado, anterior a la elaboración de conservas, de la fruta. Además se proporcionarán conocimientos de agricultura ecológica como una alternativa real de la agricultura convencional.

El objetivo de la puesta en marcha de este proyecto es que alumnos, desempleados mayores de 25 años, pueden tener una alternativa y un futuro laboral. En este caso concreto se centra en la posible creación, tras finalizar el taller, de una empresa o cooperativa de producción y comercialización de conservas de berries abriendo un nuevo mercado comercial en la provincial intentado conseguir una marca de calidad.

Por lo tantos, a través de estos talleres y de una formación cualificada se consigue la inserción laboral de los alumnos.