Adiós a un brillante año en la exaltación de la patrona

  • Junto a los actos religiosos, que clausuran el Año Jubilar, el pueblo vive hoy la fiesta del agua con la apertura de la conocida Acequia Gorda, que inundará las calles

La festividad de la Exaltación de la Santa Cruz del Voto, patrona de la bella localidad alpujarreña de Canjáyar, se celebrará un año más hoy 14 de septiembre. Con motivo de esta jornada festiva, el Ayuntamiento canjilón ha diseñado un intenso programa de actividades, que comenzará a partir de las 11:00 horas. Será una batalla acuática fin de verano para todas las edades la que dé inicio a este día de fiesta, que coincide con la clausura de un año repleto de actividades, el Año Jubilar. A esa misma hora se realizará un taller de pintacaras, así como un torneo de futbito. Todas estas actividades tendrán como escenario las pistas de la Balsa La pará.

La programación de tarde comenzará a las 18:00 horas en la plaza de la Constitución con una degustación de sangría de la tierra, que será ofrecida por gentileza de la Comunidad de regantes Acequia Exaltación de la Santa Cruz. En este mismo escenario, pero media hora más tarde se producirá otra degustación, en este caso de uno de los productos más típicos y representativos de la gastronomía y repostería canjilona: sus merengues. Los pasteleros "madre y padre de de la criatura", Joaquina Cazorla y Francisco Pastor, ofrecerán un millar de los deliciosos y afamados merengues a todos sus vecinos y visitantes.

A continuación comenzarán las actividades religiosas. A las siete y media de la tarde se celebrará la tradicional Misa de la Exaltación de la Santa Cruz del Voto que además servirá de clausura para el brillante año Año Jubilar. La homilía será oficiada por el obispo de Almería Adolfo González Montes y en la misma participará el coro parroquial de Canjáyar.

Concluida la misa (se espera que alrededor de las nueve de la noche) tendrá lugar la procesión de la Santa Cruz del Voto con el nuevo trono. La reliquia de la Santa Cruz recorrerá las principales calles del municipio desde el templo hasta la Cruz Blanca.

Paralelamente a la celebración religiosa, la localidad vivirá la fiesta del agua, un elemento que, en éstas latitudes, tiene un significado contradictorio ya que, por una parte, significa la vida y la puesta en valor de tierras de secano, y, otras veces, desgraciadamente, el enfrentamiento por su posesión. Canjáyar celebra también la fundación en 1.878 por parte de Juan de la Cruz Esteban y otros socios del cauce denominado Exaltación de la Cruz y popularmente conocido como Acequia gorda, iniciativa que supuso la transformación de abundantes tierras de secano en regadío, sobre todo de parrales de uva Ohanes, cuyo fruto dio fama a la provincia en el mundo.

Por ello poco antes de que comience la verbena en la Plaza de la Constitución, que estará amenizada por la orquesta Vegasur, las calles de Canjáyar, secas, excepto cuando la climatología se muestra benévola con ellas, se volverán a llenar de agua de dicho cauce, refrescando la jornada a los vecinos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios