Los de Adra siguen con su particular mala suerte

La Hermandad de Adra sigue aliada a la mala suerte. Esta vez volvió a dejar su casillero de puntos en blanco otra jornada más tras caer, en Miramar, ante Vandalia.

Los de Cascales encajaron un gol tempranero y a la media hora del duelo ya iban 0-2 por detrás en el marcador. Dos veces llegaron los granadinios, dos goles. A pesar de ello, tras el descanso, los abderitanos jugaron de lujo en una segunda mitad en la que su rival parecía conformarse con los dos tantos que marcó en el primer período y se mostró conservador. La Hermandad dominaba, llegaba al área de su oponente y creaba numerosas ocasiones de peligro pero, como viene siendo ya casi una costumbre en este conjunto, la mala suerte volvió a ser una mala compañera para un equipo local que, a pesar de buscarlo sin cesar, no vio puerta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios