Ambiente rociero para homenajear a San Marcos y revivir las tradiciones

  • Hoy es el día grande de los festejos en el que los ejidenses se echarán a la calle para asistir a la procesión y desfile de carrozas A su término habrá una paella popular gigante

Este domingo se vive el día grande las fiestas de San Marcos en El Ejido, que comenzaron el pasado jueves. Los ejidenses miran al cielo y esperan que el buen tiempo acompañe esta jornada dominical en la que los vítores de ¡Viva San Marcos y viva El Ejido! resonarán por toda la localidad a lo largo del día, que será tomada por pequeños ataviados con sus primeros trajes de romeros, mujeres con sus vestidos de rocieras, caballistas y, por supuesto, las carrozas.

La feria de San Marcos ha ido evolucionando y ahora las actividades novedosas, como la Feria de Alimentación o de Alfarería, se dan la mano con antiguos actos, como la procesión con la imagen del patrón y el desfile de carrozas.

Aunque han pasado más de 50 años desde la primera edición de estos festejos, los mismos no pierden su esencia. Y es que hoy, como desde hace ya 56 años, los ejidenses se levantarán temprano para vivir a lo grande esta fiesta de la primavera que se caracteriza por la convivencia y buen ambiente.

La jornada comenzará con la exhibición de las carrozas que participarán en la romería. Los carromatos se colocarán en las calles Lobero, Madrid y Paseo de Las Lomas desde las ocho de la mañana. A las 10:30 horas tendrá lugar la bendición de rosquillas, que estarán a la venta desde las 09:00 horas en la n la Plaza Párroco José Jiménez. La tradición manda colgarlas en la casa para que den suerte todo el año. Aunque otros prefieren comerlas esa misma mañana.

Tras la bendición de las roquillas comenzarán la santa misa. Concluida empezará la procesión-romería con la imagen de San Marcos, una talla de metro y medio que representa a San Juan Evangelista de pie y con los pies descalzos. Esta imagen fue adquirida en 1.975 y sustituyó a la primera comprada por todo el pueblo en el año 1.957 por tan solo 3.000 pesetas.

Su salida estará acompañada por los aplausos y vítores de los vecinos. También por las melodías de la banda municipal de música. Por supuesto, por el estruendo y ensordecedor ruido de cientos de cohetes lanzados al cielo para honrar al patrón de los ejidenses.

Una vez concluya la procesión-romería y con las calles repletas de vecinos y visitantes la fiesta se trasladará a la caseta municipal, donde por segundo año consecutivo se ha organizado una paella gigante. Desde el Ayuntamiento de El Ejido esperan repartir, a un precio simbólico de 2 euros, algo más de 1.500 raciones de arroz.

Para la preparación de la multitudinaria paella, y atendiendo a los ingredientes utilizados el pasado año, se han previsto 150 kilos de arroz, 150 kilos de carne, 70 kilos de pescado, 150 kilos de pimientos de la tierra, 500 litros de agua y 10 litros de aceite de oliva.

Esta paella gigante contará con servicio de bar y estará amenizada por actuaciones de baile. Cantarán varios coros rocieros que harán que muchas mujeres ataviadas con sus trajes rocieros y hombres corto se echen a la pista y bailen alguna que otra sevillana y rumba.

Y es que la jornada dominical, y lo saben viven los residentes de este localidad del Poniente almeriense y quienes antes hayan estado, se caracteriza por la alegría y alborozo, que está presente en cualquier rincón de El Ejido. Como bien ha declarado el alcalde Francisco Góngora: "Carrozas aquí y allá, cocheras de casas convertidas en lugares de encuentro con amigos y familiares, vestidos rocieros por doquier, mujeres y hombres, jóvenes, niños divirtiéndose, y sobre todo, un desbordante sabor a pueblo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios